El pleno aprueba los presupuestos 2020 con los votos en contra de PSOE, Adelante Algeciras y Vox

0
227
PUBLICIDAD

Algeciras ya tiene presupuestos municipales para el 2020. Quedaron aprobados con los votos a favor del Grupo Popular, Ciudadanos y el concejal no adscrito; y en contra, del PSOE, Adelante Algeciras y Vox.

Los presupuestos municipales, ya anunciados en rueda de prensa, ascienden a 131.496.125 euros en ingresos, mientras que se prevén unos gastos de 119.348.000 euros, lo que supondría un superávit de 12 millones de euros. Además, las inversiones previstas rondan los 16 millones de euros.

Una cantidad, esta de inversiones, que la bancada socialista tildó de “engaño” ya que garantizó que no se va a cumplir, como ya ocurrido en pasados presupuestos. Fue la principal crítica de la oposición, que negó la condición de “los presupuestos más sociales” que defiende el equipo de gobierno y también solicitó más inversiones en personal que revierta en mejoras en la ciudad.

Tras la exposición del alcalde y presidente del pleno, José Ignacio Landaluce, el portavoz de Ciudadanos y concejal del equipo de gobierno, Sergio Pelayo, resaltó la relevancia del gasto social del presupuesto municipal 2020, especialmente el destinado a las ayudas a domicilio. Destacó también las partidas para obras en centros educativos, el incremento en limpieza y para el fomento del empleo. “Tenemos un compromiso con los desempleados y contamos con el apoyo, ahora sí, de la Junta de Andalucía”, apuntó Pelayo.

Vox, a través de su portavoz, Antonio Gallardo, se quejó de “las formas de la presentación de los presupuestos y del poco tiempo que han tenido los grupos para analizarlos”, una queja en la que coincidió con Adelante Algeciras. Gallardo aseguró echar en falta en los presupuestos medidas y concretó algunas: la concesión de la grúa, inversión en cementerio y equipamientos para la Policía Local local, asfaltado urgente para barriadas y la iluminación del Cobre. Además, Vox mostró su preocupa por el estado de las sociedades mercantiles, especialmente de Algesa.

El portavoz de Adelante Algeciras, Javi Viso, fue crítico con “la capacidad para ingresar tributos locales” del Ayuntamiento. “Hemos perdido treinta millones de euros por cobros no ejecutados”, apuntó. Al igual que el PSOE, Adelante recordó el incumplimiento del plan de inversiones que ha llevado a ejecutar solo el 14% del total previsto y aprobado en 2019. Por otro lado, consideró elevado el gasto presupuestado para publicidad y escasas las partidas sociales, aunque no rebatió que fuesen el presupuesto más social. Javi Viso anunció durante su intervención que su grupo presentará alegaciones a los presupuestos municipales aprobados.

El Grupo Socialista fue, una vez más, el más crítico en la oposición. Su viceportavoz, Fernando Silva, dijo que es “mentira” que se vayan a invertir 15 millones de euros, que sean unos presupuestos austeros y que sean los más sociales. “Tampoco es verdad que el recibo del agua 32 céntimos cada mes”, puntualizó Silva, que insistió en que los algecireños van a soportar 1,5 millones más de presión fiscal por la subida de impuestos, algo que ya comentó en una rueda de prensa previa a este pleno ordinario de diciembre. “La liquidez del Ayuntamiento de Algeciras depende de que no se cumpla con el gasto previsto”, subrayó Silva, que apuró su intervención para afirmar que los presupuestos debatidos “no responden a lo que quieren los ciudadanos” y que falta personal.

La concejal de Hacienda, María Solanes, defendió los presupuestos con los argumentos ya expuestos también en la presentación de los mismos y en la rueda de prensa ofrecida ayer. Detalló las inversiones de los fondos supramunicipal (desde el Patio del Coral a la La Concha), defendió el gasto social para 2020 y desglosó los gastos en barriadas e instalaciones deportivas. “Casi 16 millones para mejorar Algeciras, eso es querer a Algeciras”, dijo con su habitual entusiasmo.

El debate sobre los presupuestos continuó con Fernando Silva criticando la deuda del Ayuntamiento a los bancos, de 219 millones de euros, insistiendo en el incumplimiento de las inversiones, lo que consideró “reírse de los ciudadanos”, y del plan de ajustes. María Solanes llamó “desleales” a los miembros PSOE y aseguró que su delegación “cumple escrupulosamente el plan de ajuste”. La delegada también hizo referencia al riesgo alto a moderado. Las intervenciones de Solanes fueron aplaudidas en varias ocasiones por un público afín.

El alcalde, que intervino menos que en otras ocasiones, respondió a las críticas al aumento del gasto en publicidad: “¿Qué partida de publicidad quitamos: Paco de Lucía, del Florida, la que publicita nuestra capacidad turística…?”. Justificó los gastos en publicidad “para vender las bondades de Algeciras”.

Subida del agua

Más allá del presupuesto municipal, también generó debate la actualización de la ordenanza del agua. El consejero delegado de Emalgesa, Javier Vázquez Hueso, defendió que Algeciras, incluso con la subida, es el agua más barata de Andalucía en comparación con las capitales de provincia. El concejal popular aseguró que las negociaciones con el socio privado Aqualia han permitido que esta renuncie a su incremento del IPC interanual y que “solo repercuta en 32 céntimos al mes”.

El PSOE volvió a mostrarse crítico con esta subida que considera será mayor que lo que apunta el equipo de Gobierno. Adelante Algeciras defendió un agua más social y pública. Junto con PSOE y Vox votaron en contra. Ciudadanos, PP y el concejal no adscrito, Jorge Domínguez, lo hicieron a favor.

Por otro lado, el pleno aprobó por unanimidad la modificación del PGOU para que el edificio de Correos de la calle Radio Algeciras se convierta en viviendas en sus plantas superiores y se quede la planta baja para el uso de la empresa estatal.

Mociones movidas

Algunas de las mociones presentadas superó en discusión y tensión al debate del presupuesto. Muchos cruces de acusaciones políticas.

Quedó aprobada por unanimidad una moción de Adelante Algeciras relativa a la reforma y mejora del CEIP Campo de Gibraltar de La Bajadilla, aunque tanto PP y Ciudadanos cuestionaron que no se haya presentado antes, con el gobierno socialista en la Junta de Andalucía.
La moción del Grupo Socialista en la que reclamaba inversiones y mejoras en la sanidad pública de Algeciras y la comarca provocó un cruce de acusaciones que ya se han repetido en otros plenos. Los populares, además de presentar sus últimos movimientos al respecto, culpan a los socialistas de la situación de la sanidad en Andalucía, mientras que el PSOE asegura que en diez meses “del gobierno del cambio” ha empeorado.

Algo similar ocurrió con la moción de Ciudadanos sobre el día internacional de la corrupción política y con otra presentada por Vox sobre el caso de los ERES en Andalucía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here