PUBLICIDAD

David Cordobés Amores es un cantante algecireño que ya se ha ganado un respetado hueco en el mundo de la copla. Promesa coplera, ha brillado y conquistado a la crítica tras su participación en el corcuso de Canal Sur Televisión ‘Original y Copla’.

Este algecireño vincula su vida a la música desde que tiene uso de razón: “cuando era pequeño escuchaba una copla y ya no había niño. Ponía los cinco sentidos en ella. He cantado desde siempre, aunque por timidez y miedo escénico no decidí hacerlo públicamente hasta hace poco. Profesionalmente llevo cantando cinco años”.

Así, los primeros pasos de David en la música surgen con el apoyo de la Asociación Amantes de la Copla y su presidente José Infante, y “aunque estoy muy orgulloso de ser algecireño, también  me siento linense por el cariño que siempre me han profesado. Cuando llegué a la asociación me dijeron que tenía madera de artista, que era un brillante en bruto”. Y ese diamante fue puliéndose.

La primera vez que pisó un escenario fue en el concurso “Así es la copla”, en el que entró como restante y por decisión del jurado terminó siendo finalista. Ahora, el diamante se ha pulido, el artista ha crecido, y David ha conquistando a la crítica tras su participación en el concurso de Canal Sur Televisión ‘Original y Copla’. Su paso por este programa es “todo un sueño hecho realidad. El trabajo, el esfuerzo y sacrificio de muchos años se ve recompensado con la valoración y el reconocimiento como artista de un equipo maravilloso, enormes profesionales que forman la producción del programa y que son todavía mejores personas”, confiesa.

En estos momentos, se encuentra más ilusionado que nunca de luchar por mantener su carrera. El futuro para David está repleto de retos y proyectos, de mucho trabajo y esfuerzo, de seguir aprendiendo y avanzando para “dar siempre lo mejor a lo más respetable y más importante que existe para un artista: el público”.

Y es que el día a día de un cantante requiere muchos sacrificios. Pero “el calor, el cariño y el aplauso del público paga con creces todo el sacrificio que la profesión conlleva”.

Boleros, baladas, fandangos, bulerías, saetas…David le echa mano, o mejor, le pone voz y alma a todo. Prefiere la copla en su más pura esencia, conservando siempre su raíz, su duende, su magia. Una magia que este algecireño transmite en cada nota, en cada ‘quejío’, en cada desgarro, brillando y compartiendo un cóctel de puras emociones y sentimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here