PUBLICIDAD

Ahora que se acerca el buen tiempo, y el sol y el calor comienzan a apretar, es importante prestar especial atención a nuestras mascotas. Al igual que sucede con las personas, perros y gatos sufren las altas temperaturas del verano, los golpes de calor también les afectan. Cuando la temperatura es superior a los 30°C, estos animales pueden sufrir lesiones o enfermedades. Por eso, ante la llegada de la temporada estival, compartimos una serie de consejos para cuidar a nuestras mascotas este verano.

Protégele del sol. Sabemos que, a nuestros perros, les encanta pasear. Sin embargo, es fundamental que evitemos salir con ellos durante las horas más calurosas del día (entre las once del mediodía y las cuatro de la tarde). El mejor momento para pasear con nuestras mascotas es por la mañana bien temprano o al anochecer. Por supuesto, no podemos dejarles atados en un sitio sin sombra, ya que pueden deshidratarse, sufrir heridas y quemaduras. También es importante evitar el contacto con superficies que se recalienten, como el cemento o la arena.

Proporciónale mucha agua. Agua fresca y limpia a su disposición durante las veinticuatro horas del día. Una buena idea es agregar un recipiente adicional al que nuestra mascota ya está acostumbrado a utilizar; no importa que no lo consuma en su totalidad. Además, el agua no sólo es importante en casa: no olvides llevar agua cuando salgas de paseo o viajes con ellos en el coche. Beber agua es una medida muy importante para combatir los golpes de calor.

Evita lugares pocos ventilados. Dejar a nuestra mascota en el coche, aunque solo sea un minuto, es una grave imprudencia que le puede costar la vida. Tampoco es bueno que permanezcan en espacios poco ventilados, sin acceso al aire libre. Resulta muy importante que tengan un lugar fresco y protegido del sol donde descansar.

Refréscale. Los baños son fundamentales para que regulen su temperatura corporal. Un poco de agua refrescante por encima del manto todas las tardes es una gran idea. También podemos refrescar el ambiente utilizando un ventilador o el aire acondicionado.

Córtale el pelo. Si nuestro perro tiene el pelo largo, recortarlo sobre todo en la barriga es otra medida para combatir el calor. Pero debemos tener en cuenta que, cuando se corta el pelo, es importante dejar unos tres centímetros de longitud ya que el pelaje también les protege del calor y de las quemaduras. Al mismo tiempo, es muy aconsejable un cepillado frecuente para favorecer la muda.

Adapta su cama. En verano muchas mascotas prefieren descansar en el suelo. Esto puede ser consecuencia de una cama demasiado caliente que no es idónea para el verano. Una buena opción son aquellas camas levantadas del suelo o las que están hechas de un material transpirable. También hay esterillas refrigerantes que ayudan a nuestra mascota a mantener su temperatura corporal.

Nuestras mascotas también sufren las altas temperaturas. Así que es fundamental que este verano les prestemos atención y les echemos una mano para combatir el calor. En definitiva, es importante que todos, humanos y mascotas, podamos disfrutar de unas vacaciones agradables y saludables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here