PUBLICIDAD

El verano es una temporada en la que sacamos mucho partido a la playa y la piscina, realizamos multitud de actividades al aire libre, disfrutamos de reuniones y celebraciones con amigos y familiares, organizamos viajes y nos vamos de vacaciones. Sin embargo, el verano también es una época en la que solemos romper muchas de nuestras rutinas diarias y esto puede influir de manera negativa en nuestra salud. Por eso compartimos una serie de consejos para disfrutar de un verano saludable en el que encontrar un equilibro entre la diversión y el cuidado de nuestra salud.

En este sentido, es fundamental respetar tres pilares básicos: la alimentación, el ejercicio y el descanso. Además, debemos tener en cuenta algunos aspectos más concretos de esta temporada; como por ejemplo la protección frente al sol y la prevención de accidentes en piscinas y playas.

PROTEGE TU PIEL. La protección solar es imprescindible. Cuidar nuestra piel frente a los excesos del sol es fundamental para cumplir con un verano saludable. De esta manera, debemos elegir una crema solar acorde a nuestro tipo de piel y echárnosla treinta minutos antes de cada exposición al sol. Este proceso debe repetirse cada hora. Asimismo, es muy importante evitar las horas centrales del sol, de 12.00 a 16.00 horas. Alternar tiempo bajo la sombrilla, buscar lugares de sombra, utilizar sombreros, gafas y ropa ligera para protegernos del sol también es muy importante. Así que ya sabes, protégete del sol. Ni siquiera te fíes aunque esté nublado, porque con el sol no se juega.

INSISTE EN UNA BUENA HIDRATACIÓN. El calor hace que perdamos mucho líquido, por lo en la época estival es más necesario que nunca insistir en una buena hidratación. Así que la botella de agua nunca debe faltar de nuestro lado. Además, también podemos echar mano de frutas de temporada ricas en agua como la sandía y el melón. Por ejemplo, una buena idea es elaborar zumos naturales con estas frutas frescas.

CONSUME ALIMENTOS FRESCOS. El verano es una buena época para degustar alimentos frescos como las frutas de temporada, verduras y platos como sopas frías, ensaladas y pescado, sobre todo si vamos a veranar a zonas de costa. Estos alimentos son los más apetecibles del verano, justo además coinciden con los que son considerados más saludables. Asimismo, en verano es muy importante que conservemos correctamente los alimentos en el frigorífico y evitemos su exposición a la temperatura ambiente.

VIGILA LAS CANTIDADES. Durante las vacaciones de verano solemos excedernos en las cantidades y picoteamos demás (barbacoas, fiestas y celebraciones). Así que, siempre que puedas, ponte en tu propio plato sólo los alimentos que vayas a comer, de esta forma serás más consciente de las cantidades que ingieres.

OLVÍDATE DEL RELOJ. Con el calor se descansa peor y el cuerpo sufre con los cambios de temperatura. Así que en verano es importante tratar de descansar sin horarios ni alarmas. Las vacaciones de verano son una excelente oportunidad para olvidarnos del reloj y escuchar a nuestro cuerpo.

HAZ EJERCICIO. Durante las vacaciones de verano es fundamental relajarnos y descansar. Sin embargo, también es importante sacar tiempo para realizar ejercicio diario, aunque tan sólo sean quince o treinta minutos al día de carrera, bici o natación. Precisamente, como en verano estamos más en contacto con el agua, podemos sacar partido a la playa y la piscina para hacer algo de ejercicio. Además, el buen tiempo para desarrollar actividades al aire libre está más que garantizado.

MIL OJOS CON EL AGUA. En verano son frecuentes los accidentes que se producen por resbalar en zonas cercanas a la piscina o por tirarnos de forma temeraria al agua. Estos riesgos son innecesarios. Así que evita correr en lugares cercanos a la piscina y no te hagas el “valiente” tirándote de forma inconsciente. El verano está para disfrutar, no para lesionarnos.

Estos sólo son algunos de los consejos que tenemos que tener en cuenta para cumplir con un verano saludable. Sin embargo, entre ellos, recuerda que el más importante de todos es: disfrutar, disfrutar y, una vez más, disfrutar de este época tan refrescante y especial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here