El hospital Punta Europa se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente

0
530
Pacientes en el Hospital Punta Europa.
PUBLICIDAD

El Hospital Punta de Europa de Algeciras se suma este martes a la conmemoración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, una campaña que pone en marcha la Organización Mundial de la Salud y que tiene como objetivo reconocer este aspecto como una prioridad de salud y adoptar medidas para reducir el daño asociado a la asistencia sanitaria. La iniciativa, respaldada por la Delegación Territorial de Salud y Familias, contará además con la colaboración del Ayuntamiento de Algeciras, que esta noche iluminará en naranja la fuente de la Plaza Alta y la Torre de la Iglesia de la Palma.

El centro algecireño ha implantado en los últimos años, según anuncia, diferentes medidas para la prevención y seguridad del paciente. Una de ellas, que se celebra cada año el 5 de mayo, es la conmemoración del día de la higiene de manos, como la principal intervención para reducir las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria.

Dentro de esta línea de trabajo, el pasado año se puso en marcha una práctica innovadora, como es la utilización de chalecos por parte del personal enfermero para la administración y preparación de la medicación, que sirven de barreras para evitar la interrupción en dicha intervención, y disminuir así el riesgo de errores.

Otras medidas implantadas son la identificación inequívoca de pacientes, con su pulsera identificativa al ingreso en el centro; la existencia de código de barras en los tubos de extracciones para garantizar la trazabilidad de la muestra y su ausencia de fallos en la identificación; la valoración del riesgo de desarrollar úlceras por presión y aplicación de la guía de prevención en caso necesario según riesgo; la implementación de la guía de riesgo de caídas; la adhesión al proyecto de Bacteriemia Zero y Neumonía Zero en la Unidad de Cuidados Críticos; o la línea estratégica transversal en el plan de formación de profesionales, con realización de varios cursos sobre cultura de seguridad e higiene de manos entre otros; la valoracion nutricional al ingreso y estudio de la disfagia para prevenir riesgo de aspiración; o la cumplimentación de un listado de verificación en las área quirúrgicas garantizando la seguridad del paciente antes de la intervención, dentro de la intervención y después de ella, entre otras muchas.

Todas estas medidas persiguen que, en caso de que haya algún incidente, permita realizar un análisis y buscar mejoras que permitan disminuir el riesgo de que vuelva a suceder. En ese sentido, en los retos que se plantea el hospital están, no solo continuar mejorando la cultura de seguridad de profesionales y pacientes, sino también incorporar al paciente en las medidas de seguridad, mejorar la comunicación (tanto entre profesionales como entre profesional-paciente y paciente-profesional), mejorar la cooperación entre servicios y seguir implantando medidas para la conciliación de la medicación en los dos niveles asistenciales (atención primaria y hospitalaria).

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here