(3-0) El Algeciras vence al Sevilla Atlético a golpe de buen juego y golazos

0
808
PUBLICIDAD

Un partido redondo. Al juego brillante del Algeciras CF se unieron tres golazos de bandera, dos de Antonio Domínguez y uno de Pablo Ganet, para derrotar al Sevilla Atlético y situarse octavo con ocho valiosos puntos.

Más allá de las cifras, el equipo de Emilio Fajardo disfruta en el campo y hace disfrutar a la grada. Ya se habla de su fútbol en el grupo IV de Segunda B.

Y eso que empezó el filial sevillista elevando la voz y creando peligro en campo ajeno. Pronto el Algeciras se hizo dueño y señor del balón y del centro del campo y movió a un rival que apostó por las transiciones vertiginosas pero casi siempre bien sofocadas por los locales.

Al cuarto de hora ya estaba la maquinaria algecirista engrasada. Iván lanzó fuera por poco una dejada de Antonio López. Luego, el ‘capi’ asistió a Martos pero su vaselina se fue desviada. Y, la tercera en tres minutos, Antoñito recuperó cerca del área rival, se fue hasta del portero pero su disparo lo sacó Kibamba en la línea de gol.

El gol era el único ingrediente que faltaba, la sal del fútbol, en un partido para degustar. No llegaría en la primera parte, tampoco para los sevillistas que tuvieron dos claras pero Lopito salvó a su equipo. Falta le hacía un partido así.

Otro equipo que se escapaba vivo de la avalancha rojiblanca. Pero esta vez el Algeciras sí fue capaz de mantener el nivel tras el descanso. La defensa se mostró segura y el ataque encontró espacios en los ataques. En una internada larga de Braganza -el mejor partido desde su llegada- el balón llegó a zona de peligro para Antonio Domínguez que ajustó con la zurda un disparo seco para poner el 1-0 en el 66’.

El Sevilla Atlético dio un paso adelante pero no fue firme ni hizo daño, aunque tuvo varias llegadas peligrosas. El Algeciras lució  fino en todas las facetas de juego y físicamente no decayó. Pablo Ganet y Karim, que salieron del banquillo, fabricaron la sentencia. El delantero se sacó una falta de pillo y el medio ecuatoguineano clavó un disparo precioso en la escuadra sevillista. 2-0.

El Nuevo Mirador fue una fiesta hasta el final, y la guinda fue un zurdazo imparable de Antonio Domínguez, que lleva ya cuatro goles y ya oye corear su nombre.

“Hemos hecho un partidazo y hemos mantenido la portería a cero, que es algo muy importante en la categoría. A seguir así y a seguir disfrutando de esta afición”, ha dicho Antonio Domínguez estando aún sobre el césped recibiendo las felicitaciones de los compañeros y miembros del equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here