(1-1) El Algeciras rescata un punto pero suma seis jornadas sin ganar

0
305
Gol de Cerpa.
PUBLICIDAD

El Algeciras Club de Fútbol empató en su visita al CP Villarrobledo y ya son seis jornadas sin conocer la victoria. Una jornada más, los albirrojos encajaron gol con facilidad y le costó un mundo hacer el suyo, y eso que tuvo llegadas para golear.

El técnico del Algeciras, Emilio Fajardo, volvió a presentar cambios en el equipo titular: Jardel como punta de lanza y Pablo Ganet en el centro del campo (por fin) fueron los más destacados. Lo que no consigue cambiar el entrenador sevillano es cortar la sangría de goles. En Villarrobledo solo fue uno pero pudieron ser más y eso que el equipo local tampoco hizo mérito para mucho más.

Después de varias llegadas difusas de los algeciristas, en el primer acercamiento local llegó el gol. Agus Alonso disparó cómodo desde la frontal y el disparo ajustado no encontró oposición en su camino a la red. 0-1, minuto 18. Un mazazo a la confianza del Algeciras.

Al equipo de Fajardo le costó levantarse como un elefante caído. Lo intentó más por obligación que por convicción de que era capaz. El Algeciras, muy blando. Rubén Sánchez pudo matar cualquier aspiración albirroja pero el meta Lopito esta vez sí se opuso.

Con la segunda parte se vio otro Algeciras. Poco acertado en los metros finales, pero dominante y merecedor de algo más. Antonio Domínguez, muy gris en los últimos partidos, rozó el palo en un disparo desde el balcón del área. También Jardel y Karim, que dio nervio al ataque, tuvieron su oportunidad. Los saques de esquina se acumulaban, como cada semana, y, como siempre, los atacantes algeciristas no conectaron. Otra cosa a trabajar.

La insistencia del Algeciras tuvo premio en el 74′. Cerpa golpeó desde la frontal para hacer su primer tanto de la temporada y un gol que abrió la puerta a una posible remontada. La buscó el equipo de Fajardo, que tardó en meter a Antonio Sánchez (entró en el descuento, a falta de dos minutos). La falta suerte o de acierto, o ambas, impidieron que los del Nuevo Mirador sumara tan necesario triunfo en la recta final.

El Algeciras sumó un punto en un campo difícil pero sigue sin corregir errores, sin dar el golpe en la mesa que precisa el equipo, y continúan pasando rivales directos que se escapan vivos y que hacen mucho daño con muy poco. Así, permanece otra semana más en la zona baja de la clasificación, al filo de la navaja, y la victoria se hace, cada jornada, más urgente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here