La Federación Española aumenta las aportaciones para los clubes de Segunda B y Tercera

0
180
PUBLICIDAD

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) presentó el Programa Impulso 23, que conlleva un incremento de ingresos para los clubes de Segunda B y Tercera. El acto, celebrado en las instalaciones de las Rozas, fue presentado por Luis Miguel Rubiales y al mismo asistieron más de 400 clubes de ambas categorías, entre ellos, los campogibraltareños Algeciras CF, Real Balompédica, y la UD Los Barrios.

El presidente de la Española explicó que la Federación va a aportar más de 23 millones de euros que, sumados a otros ingresos, elevará el total a 30’8 millones, un 29,52% más que la temporada pasada. Este nuevo modelo tendrá una vigencia inicial de cuatro temporadas, hasta la 2022/23.

Los clubes de Segunda división B, entre los que se encuentra la Balona y el Algeciras, que no juegan Copa del Rey recibían la temporada pasada 70.000 euros como ayuda directa en dinero, 10.000 euros de media en kilometraje, 26.410 en árbitros, 4.500 en scouting y 1.200 euros en balones, lo que suponía una media total de 112.110 euros, cuando, como ha indicado el presidente, “la obligación de la Federación es mucho menos de esto”. A partir de ahora, los clubes que se adhieran a Impulso 23 verán incrementada la ayuda directa de 70.000 a 100.000 euros, que es un aumento del 43%, garantizando el resto de partidas y con un mínimo garantizado de 20.000 euros dentro del acuerdo que la RFEF alcanzó con Footters -ya hay más de 40 clubes que tienen los derechos cedidos-.

En total, estos clubes recibirán 162.110 euros de media, que es un 44,59% más. Y a eso se añade, por un lado, que los viajes a y desde las islas y Ceuta y Melilla, que suponían un gasto de más de 33.000 euros de media por club, ahora lo asume la RFEF íntegramente y, por otro, que la bolsa común de TV sube a 20.000 euros y los derechos por los play off a 50.000 euros.

Para los que participan en la Copa del Rey, que a esas cantidades sumaban 23.000 euros por la primera eliminatoria y 31.000 por las siguientes eliminatorias, que ahora suben a 35.000, Impulso 23 significará un total garantizado de 202.110 euros de media, que puede subir por pasar más rondas en Copa. Esto es, un incremento medio del 49,58%. Otra novedad en este ámbito es que, cuando un equipo de Segunda B tenga que viajar a jugar con otro de la categoría recibirá 45.000 euros en lugar de 35.000

El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, ha informado de que los clubes de Tercera división -salvo dependientes y filiales- que se adhieran al Programa Impulso 23, que actualmente reciben 34.000 euros -una ayuda directa de 30.000 euros, más unos 3.000 euros en kilometraje y kilometraje y 1.200 euros en balones-, pasarán a percibir 46.200 euros -42.000 euros en fijo, lo que supone un aumento del 40%, manteniendo las ayudas de desplazamientos y balones-

Para los clubes de la categoría que participen en la Copa de SM el Rey, que a esa cantidad añadían 23.000 euros por la primera eliminatoria y una cantidad de 31.000 por la siguiente, que iba aumentando, se aumentará a 35.000 euros la cantidad por participar en la segunda eliminatoria, lo que en total supondrá un total de 69.200 euros como media. A ello se añadirían para el conjunto de los clubes 200.000 euros por licencias P y 300.000 euros por el Fondo de Garantía Salarial.

Otros beneficios del Programa Impulso 23 son que todas las cantidades se van a abonar cada dos meses -este año estará regularizado en el mes de febrero-, con cinco pagos en temporada, lo que Luis Rubiales ha considerado “un avance tremendo”; y que la RFEF aportará, por un lado, 750.000 euros para ayuda administrativa, que es lo que costará tener una persona que apoyará a los clubes de cada territorio para ayudarles en lo que necesiten, y por otro 1.200.000 euros para promocionar y dar visibilidad a las competiciones.

Por su parte, los clubes deben aportar al adherirse a este Programa las imágenes de la competición en estadios y camiseta y participar en la bolsa televisiva de la Federación -ya hay 60 clubes de Segunda División B-. La RFEF quiere también, para mejorar la protección de la salud de deportistas y aficionados, promover a final de temporada un acuerdo con los clubes, en el que se oiga al sindicato de futbolistas, para no jugar en condiciones de altas temperaturas.

Para ello, la RFEF señala que se ha llevado a cabo “una política de contención de gastos y de equilibrio”, y habrá “un aumento en patrocinios cercano al 50%”, que se anunciará en diciembre en una Asamblea General. También señala que ha sido clave “la modificación de competiciones como la Copa y la Supercopa para que esos ingresos vayan a los clubes de Segunda B y Tercera”.

A todos estos beneficios, según detalló el presidente de la Federación Española, se añadirían para el conjunto de los clubes 200.000 euros por licencias P (profesionales) y unos 300.000 euros para el Fondo de Garantía Salarial.

Gráfico de lasegundab sobre el Programa Impulso 23.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here