El CSIF denuncia la sobrecarga de trabajo en el Puesto de Inspección Fronterizo de Algeciras

216
PUBLICIDAD

El sector de Administración General del Estado de CSIF Cádiz denuncia públicamente la sobrecarga de trabajo que sufre la plantilla de Sanidad Exterior del Puesto de Inspección Fronterizo (PIF) de Algeciras.

Este departamento, encargado del control de alimentos de terceros países que entran en la Unión Europea, casi ha cuadruplicado en una década el volumen de mercancías que controlan, pasando de 29.000 partidas anuales en 2010 a las 68.000 partidas de 2018 y con proyección de alcanzar las 80.000 este año. A pesar de esto mantiene prácticamente el mismo número de trabajadores, actualmente son 21 inspectores, siete técnicos y ocho administrativos.

CSIF subraya que no solo se han multiplicado los expedientes sino que también casi se ha triplicado el tiempo que se tarda en cerrar dichos expedientes por el aumento de la carga burocrática que han de realizar los funcionarios. El sindicato alerta de los perjuicios que conlleva esta mala gestión del personal por parte de la Administración del Estado: las empresas sufren cada vez más habituales retrasos en la entrada de sus mercancías en el Puerto de Algeciras e incluso acaban desviando sus partidas a otros puertos del Estado.

Por ello, CSIF resalta el grave problema que ocasionaría para la economía de la comarca del Campo de Gibraltar el hecho de que se pierdan estas empresas mercantes y navieras y lamenta «la mala gestión» que está llevando a cabo la Administración del Estado en relación a la plantilla del PIF de Algeciras, «provocando la pérdida de derechos laborales de los funcionarios». De hecho, el sindicato ya ha denunciado, en varias reuniones con la Subdelegación del Gobierno, «el incumpliendo de acuerdos pactados con los sindicatos desde hace doce años, y la implementación incompleta del plan de mejora para este personal. Actualmente, la Administración solo pone parches cara a la galería que no hacen sino empeorar la situación».

«Hay que recordar que Algeciras es el primer puerto de España y cuarto de la UE y este Puesto de Inspección Fronterizo controlamos un tercio de todas las importaciones de España, siendo su carga de trabajo más de 16 veces mayor que la media nacional», apunta.