El Algeciras empata 1-1 con el Cartagena tras «partirse el alma» en el Mirador

186
Una imagen del partido de hoy, difundida por el Algeciras CF
PUBLICIDAD
arcgisa

El Algeciras Club de Fútbol ha empatado hoy con el FC Cartagena 1-1 en el Nuevo Mirador. Un punto que, una jornada más, sabe a poco al equipo rojiblanco, especialmente teniendo en cuenta que se trataba de un nuevo partido en casa, el segundo consecutivo, y de la necesidad que tiene el combinado local de ganar, por lo menos, los encuentros que se disputen en La Menacha.

El once inicial de Salva Ballesta estuvo formado por Javi Jiménez, Choco, Benítez, Bijimine, Llinares, Yago, Iván, Almenara, Ñito, Karim y Wilson Cuero, mientras comenzaban el partido como suplentes Del Valle, Borja Vicent, Barba, Yael, Braganza, Martos y Borja Lázaro.

La primera alegría para el equipo local y para la afición que llenó de calor el Nuevo Mirador llegó en la primera parte, en el minuto 22, después de un penalti a favor del Algeciras tras agarrón de Carrasquilla a Bijimine. Iván transformó el penalti en gol tirando a la derecha del portero rival.

Poco después, en el minuto 34, el Cartagena tuvo una ocasión a la contra que Cayarga no acertó a rematar, pero el empate no tardaría en llegar, con un gol de Vinicius Tanque, de cabeza, en el minuto 36.

El Algeciras CF se fue al descanso después de una primera parte en la que mereció más ocasiones de gol, y regresó al césped con fuerzas renovadas y el objetivo claro de hacer todo lo posible por acabar con el empate. La segunda parte la comenzaron los de Salva Ballesta creando peligro a balón parado, y en el minuto 56 llegó una ocasión clara de Ñito, que disparó a puerta un buen disparo desde la frontal, que se fue por poco.

Continuaron las oportunidades en los minutos 64 y 65, con una buena internada de Choco que no encontró remate, y un remate de cabeza de Almenara, al que le faltó poco para materializarse.

Los dos equipos, con uno menos

El Cartagena se quedó con uno menos en el minuto 65, después de que el árbitro hiciera ver la segunda amarilla a Andújar. A partir de ahí, Ñito protagonizó algunas de las mejores jugadas de la segunda parte, con un buen disparo en el minuto 77, que se marchó alto, y un remate en el minuto 86, después de una buena jugada del equipo rojiblanco, pero que tampoco se materializó.

Apenas un par de minutos después, el árbitro sacaba la segunda tarjeta amarilla a Yago Pérez y el Algeciras se quedaba también con 10 jugadores sobre el césped de la Menacha. Todavía hubo tiempo para alguna tarjeta amarilla más y algunos intentos de romper el empate, pero finalmente no pudo ser, y el encuentro acabó con reparto de puntos y un 1-1 que, en otro campo y en otras circunstancias, hubiera dejado mejor sabor de boca a la afición algecirista.

En la rueda de prensa posterior al partido, Salva Ballesta consideró que el Algeciras CF había jugado «con un nivel de intensidad muy alta», tal y como reflejaron las tarjetas. «Hemos vuelto a nuestra identidad», comentó el entrenador, afirmando que los jugadores se habían «partido el alma» en un partido muy reñido y con mucho contacto físico entre dos buenos equipos que habían salido a por todas.