Los trabajadores de Vigilancia Aduanera piden más medios y personal para luchar contra el narcotráfico

1781
Reunión Vigilancia Aduanera en el Ayuntamiento.
PUBLICIDAD
arcgisa

Los trabajadores de Vigilancia Aduanera de Algeciras han expuesto hoy en el Ayuntamiento de Algeciras una serie de demandas y necesidades para que el alcalde, José Ignacio Landaluce, las traslade al Gobierno. Estas reivindicaciones van desde mejorar los medios de trabajo hasta incentivar al personal funcionario para que se quede en la comarca.

Los empleados de Vigilancia Aduanera consideran necesario que se declare al Campo de Gibraltar como Zona de Especial Singularidad con un régimen fiscal especial incentivando al personal funcionario a quedarse en la zona, e implementar un complemento o volver a regular el denominado como “indemnización por residencia” el cual hoy en día, aseguran, no da respuesta a la necesidades y retos actuales.

Además instan a reactivar la mesa de trabajo en el Congreso para trabajar por la unificación normativa del cuerpo; igualar los criterios para la promoción interna del cuerpo de Vigilancia Aduanera con el resto de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado; y aumentar y mejorar los medios de trabajo tales como lanchas, chalecos, armamento y seguros que consideran “insuficiente y que no cumple los estándares de calidad y seguridad”.

Por otro lado, el alcalde, José Ignacio Landaluce, edil ha puesto en valor el gran trabajo que llevan a cabo los funcionarios de este cuerpo “muchas veces desconocido en terrenos como la lucha contra el narcotráfico o el blanqueo de capitales, los cuales realizan una labor encomiable con una capacidad de resolver problemas digna de reconocimiento”. Y ha añadido que “ese desconocimiento hace que el cuerpo no esté suficientemente dotado por parte de la Administración del Estado”.

Landaluce ha explicado que “en la costa algecireña están trabajando con embarcaciones que no son aptas para combatir con la de los narcotraficantes o incluso funcionarios que no tienen su protección como puede ser el chaleco antibalas o por supuesto la necesidad de proteger esas embarcaciones de forma adecuada frente a cualquier circunstancia que puediese ocurrir”.

Además, el alcalde ha afirmado que “también es necesario que es importante que se prime de alguna manera el hecho de desempeñar este tipo de trabajo en una zona como es el Campo de Gibraltar que requiere un mayor esfuerzo que en otras zonas de España, lo que nos lleva a que es necesario una equiparación salarial con otros cuerpos o trabajar para la declaración como Zona de Especial Singularidad”.