Muere un interno de Botafuegos por sobredosis

1836
Material encontrado en la celda el preso que ha muerto por sobredosis en Botafuegos.
PUBLICIDAD

El sindicato Acaip-Ugt ha denunciado la muerte de un preso de Botafuegos por sobredosis. El fallecido ingresó en prisión en 2005, tenía fijada su fecha de libertad a finales del año 2022 y estaba catalogado como preso peligroso por su incapacidad de adaptación, lo que le llevó a ser protagonista de múltiples incidentes.

En su expediente constan más de una docena y media de sanciones, algunas de ellas muy graves, que van desde resistencia y lesiones a funcionarios, agresiones a otros recluso, o tenencia de sustancias y objetos prohibidos durante su estancia en presión.

El cadáver de este preso fue hallado en el recuento de las ocho de la mañana, cuando al no responder a la llamada del funcionario, este entró en la celda y, al ver que no reaccionaba, solicitó la ayuda y asistencia del personal médico, que solo pudo certificar su muerte.

El sindicato ha informado que el fallecido tuvo una comunicación íntima ayer con su pareja y que tras efectuar un registro en la celda , los funcionarios requisaron hachís, sustancias psicotrópicas, restos de metadona, un tubo rectal con forma cilíndrica de plástico y envoltorios vacíos.

«Volvemos a denunciar la falta de personal, cifrada en más del 10 % de la plantilla en el caso de Botafuegos, y la masificación de las cárcel algecireña cifrada en más del 130 por ciento. Factores que si fuesen atendidos redundaría en un mejor clima laboral y mayor seguridad interior, beneficiando tanto a los trabajadores penitenciarios como a los reclusos», señalan responsables del sindicato, quienes recuerdan desde 2018 han muerto ocho reclusos por sobredosis.