Neutralizada una ruta de narcotráfico entre Marruecos y Europa con conexiones en la comarca

1037
Una operación policial en Algeciras. Imagen de archivo.
PUBLICIDAD
arcgisa

Agentes de la Policía Nacional y la oficina antiestupefacientes francesa  han desarticulado una organización internacional dedicada a la introducción, transporte y almacenamiento de importantes cantidades de hachís, entre Marruecos, España y Francia. En la operación han sido detenidas siete personas en París y se han intervenido 4.800 kilos de hachís en el interior de una furgoneta. Esta operación se encuentra enmarcada dentro del Plan Meridional establecido por la Dirección General de la Policía para actuar contra el narcotráfico en la zona del Campo de Gibraltar.

La investigación se llevó a cabo conjuntamente por investigadores de la Policía Nacional y la oficina antiestupefacientes de la Policía Francesa que iniciaron un seguimiento sobre un vehículo y su conductor que realizaba el trayecto de Algeciras a Marruecos. Los agentes averiguaron que esta persona había mantenido visitas esporádicas en los últimos meses con personas vinculadas con el narcotráfico en el Campo de Gibraltar. A los miembros de esta organización se les vincula con la introducción de más de 4.000 kilos de hachís en cada transporte que realizan desde Marruecos y España. Esta sustancia es almacenada en Francia para ser distribuida por toda Europa.

El 25 de febrero los agentes realizaron un seguimiento de la furgoneta que se había desplazado desde Nador (Marruecos) a Barcelona y que en un momento dado había contactado con otro vehículo que le acompañó en el trayecto por la autopista AP-7, hacia la frontera con Francia. Al llegar a la altura de la Junquera se hace cargo del seguimiento la Policía francesa. A mediodía del 27 de febrero el vehículo llegó a París, al punto de almacenamiento de la droga en donde los investigadores procedieron a la intervención de dos furgonetas, localizando en una de ellas 4.800 gramos de hachís. 

En el marco de esta operación, los agentes procedieron a la detención de siete personas de nacionalidad francesa y marroquí. Dos de ellos eran los conductores de ambas furgonetas, otros dos eran los encargados de realizar labores de contravigilancia y un quinto sujeto que actuaba como supervisor. Además, los investigadores han arrestado a los dos máximos responsables de la organización. Todos ellos han ingresado en prisión provisional.