(3-1) Victoria de alivio del Algeciras

276

El Algeciras Club de Fútbol sale del bache y vuelve al recto camino de la victoria tras ganar 3-1 al Recreativo de Huelva, que sufrió dos expulsiones en la segunda mitad. Una temporada puede estar marcada por la velocidad con la que se sale de una mala racha y el conjunto albirrojo, tras dos empates y una derrota, la ha dejado atrás como suele ser habitual: con muchos nervios, su dosis de sufrimiento, recuperando el acierto y en un partido en el que hubo de todo, menos público. El equipo de Salva Ballesta sigue líder y alcanza 24 puntos, que son un tesoro.

Al Algeciras le tocó aguantar una potente salida del Decano, que se jugaba mucho para mirar para arriba. El equipo local se defendió bien, como viene siendo habitual esta temporada. Telis-Robin, a falta del lesionado Fran Serrano, se han compenetrado rápido. Juan Serrano, con una marcha más que el resto, avisó en una falta desaprovechada a los 20 minutos. Cuatro minutos después, Armando Corbalán estrelló un duro disparo en el larguero tras una buena jugada. El cuadro algecireño, de titubeante comienzo, empezaba a salir y con mucho peligro. Volvió a su juego y dio resultado.

El gol parecía que estaba al llegar y llegó. Álvaro Romero, muy activo, se coló por la derecha y su centro lo remató Juanito Serrano con uno de sus ya habituales latigazos para hacer el 1-0 en el 27′. El Algeciras dejó tambaleado al Recre y quiso abrir la herida porque vio que podía. El meta Yamagucho desvió a córner un disparo de Iván Turrillo y luego lo intentó Telis. Los de Ballesta jugaron sus mejores minutos y consiguió premio, un segundo gol. Centro de nuevo de Álvaro Romero y Edu Ubis, en el segundo palo, remató abajo para hacer el 2-0 en el 35’ ante un meta que pudo hacer algo más.

Cuesta muy arriba para el Recreativo de Huelva, que hasta entonces no había hecho daño al Algeciras más allá de algún centro lateral. Pero una jugada puede cambiarlo todo. En un tres para tres para el 3-0, Romero cayó o se dejó caer y Ubis dio un pésimo pase al rival, que montó su réplica y acabó con el tanto de Yamil en el 41′. 2-1.

Un resultado corto, peligroso para el Algeciras y esperanzador para los onubenses. El equipo albirrojo salió enchufado del vestuario y en la primera jugada Álvaro Romero encaró puerta y fue derribado. Penalti y expulsión del visitante Luis Madrigal. El penalti que siempre tira el infalible Iván lo tiró en esta ocasión Edu Ubis, tal vez para aumentar su confianza cara a puerta, y fue contraproducente para él y para el equipo porque el meta Yamaguchi le paro el disparo centrado. Ocasión perdida que derivó en momentos de nervios.

Los recreativistas se vieron vivos de repente. Guille Vallejo tuvo que intervenir ante los arreones visitantes. Entonces, llego otra jugada clave. Szymanowski, en el 71’, hizo una entrada durísima a Romero y vio la roja directa. El Recre, con 9 sobre el campo intentó la más épica todavía, esa que sale una de cada mil. Pudo salirle en una contra mal defendida por los locales pero Vallejo salvó de nuevo la tragedia. La escuadra algecirista se estaba complicando solo la vida.

Pero el Algeciras comenzó a templarse, jugó con cabeza, con los espacios que ve eaba la superioridad y así llegó el tercer gol. Dani Sales sentenció en el 83’. Adiós bache, hola 24 puntos, seis más que el segundo y ocho más que el cuarto. Temporadón.