El Algeciras cae derrotado 1-3 en Marbella en un amistoso frente al Ferencváros húngaro

Salva Ballesta aprovechó el duelo para dar minutos a muchos de los jugadores menos habituales

154
Salva Ballesta se dirige a sus jugadores en un entrenamiento

El Algeciras ha saldado con derrota por 1-3 su partido amistoso en Marbella ante el Ferencváros de Budapest, que se encuentra realizando un stage en la Costa del Sol aprovechando el parón liguero de la liga húngara durante el mes de enero.

Los algeciristas, que han aprovechado el encuentro para dar minutos a efectivos que han tenido poco protagonismo en Segunda B, han sucumbido frente a un equipo acostumbrado a competir al más alto nivel. De hecho, el Ferencváros lidera su liga y este año ha disputado la Champions, donde quedaron en último lugar en la clasificación en la fase de grupos, donde se enfrentaron al Barça, Juve y Dínamo de Kiev. A pesar de ello, los albirrojos aguantaron vivos hasta el final, ya que el 1-3 definitivo llegó ya al borde del final.

Los húngaros se adelantaron prácticamente al inicio por mediación de Mak, cuando apenas habían transcurrido cinco minutos de partido, después de un fallo albirrojo en la salida del balón, pero los algeciristas lograron el empate al borde del descanso con un tanto de Dani Sales de falta directa. En la segunda mitad, el Ferencváros golpeó doblemente, anotando el 1-2 mediada la segunda mitad gracias a Redzic, tras otra pérdida, y cerrando el encuentro al borde del final con un tercer tanto de Uzuni.

El Algeciras volverá este fin de semana a la Costa del Sol, pero ya en modo competición. Allí le espera un Marbella que se encuentra en la zona media-baja de la tabla y que quiere empezar la segunda vuelta con victoria para acercarse a la zona alta de la tabla a la que aspiraba a principios de la temporada.