Brillantes actuaciones de los algecireños Natalia y Óscar en la final de ‘Idol Kids’

1793
Natalia Maguilla y Óscar Cantalejo, en la final de 'Idol Kids'.

Brillantes actuaciones de los algecireños Natalia Maguilla y Óscar Cantalejo en la gala final del nuevo talent show musical de Telecinco ‘Idol Kids’. Los dos jóvenes no se alzaron finalmente con el primer premio, que con los votos del público recayó en la menorquina de 14 años Índigo, pero sus interpretaciones bien reunieron méritos de sobra para proclamarse ganadores. No fue un aprobado, fue matrícula de honor.

La primera en subir al escenario fue Natalia Maguilla, de 13 años, que con su interpretación de ‘Reflection’, su dulce color de voz transportó al público y a todos los espectadores a los mejores musicales de Broadway. “La primera vez que la escuché cantar fue increíble, era como estar en la Gran Vía”, valoró Edurne tras la actuación de la algecireña. Algo en lo que coincidió Carlos Jean: “Tienes un color de voz muy especial para ese tipo de música. Técnicamente has estado sublime”. En cada actuación Natalia ha rozado la perfección, y anoche lo volvió a hacer, estando cada día más cerca de su sueño: convertirse en una estrella de los musicales.

Óscar Cantalejo, por su parte, deleitó una vez más a todos con una voz personal, muy potente y adulta con tan solo 16 años. Si antes ya lo hizo con ‘A mí manera’ y ‘Caruso’, anoche volvió a derrochar fuerza y poderío sobre el escenario con el tema ‘El mundo’. Con smoking y con el escenario solo para él, este joven algecireño dejó sin palabras al jurado. “Cada vez que cantas me quitas el sentido”, le comentó Isabel Pantoja. Su voz grave no tiene nada que envidiar a la de cualquier cantante adulto masculino. “Alucino cómo hay niños que tienen esa voz adulta, si es que solo tienes 16 años. Tienes una voz increíble, personal y diferente al resto”, sentenció Edurne.

Y es que, aunque no obtuvieron el primer puesto en una reñida gala final con 12 actuaciones de altura, anoche estos dos jóvenes algecireños dejaron bien claro que les queda una prometedora carrera musical por delante.