Consejos para la vuelta al deporte y para una alimentación de confinamiento

265
PUBLICIDAD
arcgisa


A partir del próximo sábado estará permitido hacer deporte al aire libre después de 46 días de confinamiento. Jesús Espinosa, nutricionista titulado de Herbodietética Las Colinas, nos da unas claves para un buen regreso a la actividad deportiva y para afrontar de forma lo más saludable posible los momentos de encierro durante un estado de alarma que todavía continuará.

Sobre deporte

Hemos conocido que a partir de este fin de semana que viene se puede salir a realizar ejercicios al aire libre. Aunque hayamos hecho ejercicios en casa, debemos de tener prudencia a la hora de regresar a la actividad deportiva al aire libre.

Es recomendable empezar con ejercicios suaves como andar o carrera continua durante unos 45 minutos aproximadamente e ir aumentando la intensidad progresivamente.

También puede evitar problemas y lesiones un calentamiento previo al inicio del ejercicio físico.

Es fundamental seguir con la rutina que teníamos organizada en casa tomando nuestro tiempo de deporte para realizarlo al aire libre.

Una ropa adecuada, una buena hidratación y una protección para la exposición al sol también son importantes.

Sobre alimentación

Desde el primer momento que se declaró el estado de alarma, uno de los desafíos durante el encierro era controlar la alimentación, mantener una dieta saludable y no ganar excesivo peso ante una rutina diaria más sedentaria. Herbodietética Las Colinas nos da unos consejos alimenticios para ello.

Es importante que procuremos llevar los hábitos rutinarios alimentarios anteriores a la cuarentena para que no nos pueda traer problemas en un futuro.

A pesar de hacer deporte en casa nuestro gasto calórico durante el confinamiento ha disminuido al llevar una vida más sedentaria por lo que debemos intentar reducir la ingesta de hidratos de carbono (pan, arroz, pasta, cereales de desayuno, azúcares…) en las comidas.

Otro consejo importante es mantener siempre una buena hidratación, incluso recurrir a té o café entre horas.

Es entendible que estar todo el día en casa encerrado nos pueda producir un estrés relacionado con la ingesta de alimentos. Hay que intentar reducir el número de picoteos entre comida, en esos momentos en los que, de repente, aparecen las ganas de comer aun estando satisfechos, en lo que se denomina “hambre emocional o por aburrimiento”. Para un picoteo saludable se puede consumir:

  • Bol de frutas de temporada o deshidratadas.
  • Bebida vegetal y frutas para hacer batidos.
  • Tiras de zanahorias con hummus.
  • Yogur griego con trocitos de fresas y arándano azul.
  • Tostas integrales con queso fresco y tomate cherry.
  • Tostas de aguacate o guacamole.
  • Bol de semillas de calabaza y anacardos.
  • 2 onzas de chocolate más del 70% y yogur griego.
  • 1 bol de palomitas de maíz sin sal y sin aceite.

Además de todo esto, no hay que olvidar que seguimos en una pandemia mundial por el coronavirus COVID-19 y que hay que seguir todas las instrucciones y normas que nos da el Gobierno. Sobre la salida a hacer deporte conviene saber que hay que respetar el distanciamiento social, salir solos o con personas con las que convivimos, y queda prohibido el contacto físico y los deportes de equipo. A disfrutar.