Cinco detenidos en Algeciras por defraudar 500.000 euros a la Seguridad Social con falsos accidentes de trabajo

2520
Vehículo de la Policía Nacional.
PUBLICIDAD

La Operación Hargapón ha destapado una compleja trama desarrollada en Algeciras por cinco personas que supuestamente habría defraudado, en menos de un año y medio, casi 500.000 euros al Sistema Nacional de la Seguridad Social mediante facturación de accidentes de trabajo falsos. El origen de esta trama, explican fuentes policiales, se centra en la Dirección de la Sociedad de Estiba SAGEP del Puerto de Algeciras, el responsable de los Servicios Médicos de la sociedad, y la directora del Centro Médico Portuario.

La Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF), junto con la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Comisaría de Algeciras (UDEF), apoyados por personal de la Policía Nacional adscritos a la Oficina de Recuperación y Gestión de Activos del Campo de Gibraltar (ORGA), han llevado a cabo esta operación contra un grupo de cinco personas que había tejido un entramado criminal, con el objeto de defraudar al Sistema Nacional de la Seguridad Social mediante la facturación indiscriminada de conceptos indebidos a una Mutua de Accidentes de trabajo.

“Tras una investigación en la que se revisaron una ingente cantidad de facturaciones y asistencias médicas, se observan numerosas irregularidades en los conceptos facturados como accidentes de trabajo, que fueron repercutidos a la Seguridad Social, cuando en realidad se trataba de enfermedades o “contingencias” comunes, tales como catarros, gastroenteritis, meteorismos, tapones de cerumen o picaduras de insectos fuera del horario laboral”, expone la Policía Nacional en una nota.

También se incluían asistencias sanitarias inexistentes, contabilizando algunas de ellas en horario festivo. Incluso llegaron a utilizarse datos de trabajadores ya jubilados para justificar asistencias sanitaria por accidente laboral.

El principal responsable de la trama, exponen las fuentes policiales, procuraba rodearse de gente de su máxima confianza, tanto en el Área de los Servicios Médicos de la empresa como de la Dirección del Servicio Médico Portuario. Así también se contrató a personal administrativo en dicho servicio, para la elaboración de la facturación fraudulenta.

En un año y cuatro meses, se cuantifica un total aproximado de unos 500.000 euros defraudados al Sistema Nacional de la Seguridad Social, si bien la cantidad podría triplicarse debido a que la actividad se venía llevando cabo desde el año 2014.

Debido a la complejidad de la investigación, las autoridades judiciales deducen dos piezas separadas: una por los delitos de defraudación a la Seguridad Social, falsificación de documento mercantil, estafa y pertenencia a organización criminal, de los que entiende el Juzgado de Instrucción número 3 de Algeciras; y otra blanqueo de capitales, de la que entiende el Juzgado de Instrucción número 5 de la misma localidad.