Dos hoteles algecireños, a disposición del Gobierno para alojar a trabajadores de servicios esenciales

2628
Instalaciones del Hotel Mercure.
PUBLICIDAD

El Boletín Oficial del Estado publica hoy una orden por la que el Ministerio de Trasportes, Movilidad y Agenda Urbana declaran servicios esenciales a determinados alojamientos turísticos. La orden recoge un listado de 370 alojamientos turísticos repartidos por todo el territorio nacional, entre los que se encuentran los hoteles algecireños María Luisa y Mercure, y el Montera Plaza, en Los Barrios. Estos se mantendrán cerrados al público en general, pero deben permitir el alojamiento de aquellos trabajadores que realicen labores de mantenimiento, asistencia sanitaria, reparación y obras, suministro y transporte de servicios esenciales. 

El Gobierno quiere así asegurar la prestación de los servicios esenciales de empresas y proveedores necesarios para el abastecimiento de la población y del mantenimiento de los propios servicios esenciales. Además, también persigue evitar los efectos negativos sobre el empleo y la viabilidad empresarial derivados de la suspensión de contratos públicos, y su impacto estructural negativo sobre esta parte del tejido productivo. 

Entre los trabajadores cuyo alojamiento se posibilita se encuentra los de mantenimiento, asistencia sanitaria, reparación y ejecución de obras de interés general, abastecimiento de productos agrarios y pesqueros, y tripulaciones de los buques pesqueros, así como servicios complementarios a las mismas, en el ámbito sanitario, portuario, aeroportuario, viario y ferroviario, alimentario, salvamento y seguridad marítimo. 

También los que se dediquen a la instalación, mantenimiento y reparación de redes de telecomunicaciones y centros de procesos de datos, suministro de energía y agua, suministro y servicios de transporte de mercancías o de viajeros ligados a las actividades permitidas por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, así como de servicios esenciales, como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los trabajadores que deben desarrollar las actividades incluidas en los artículos 17 y 18 del citado Real Decreto.