A por la Segunda

230
Los jugadores del Algeciras, antes de partir para Extremadura. Fotos: F.M.

Pocos viajes en la historia reciente del Algeciras Club de Fútbol han sido tan ilusionantes y sonrientes como el emprendido este viernes a tierras extremeñas por la plantilla que comanda Salva Ballesta y por cientos de aficionados algecireños. La temporada, pase lo que pase mañana, ya es memorable, redonda, con el ascenso a la nueva Primera RFEF conseguido en La Línea, pero todavía puede ser mejor. Algeciras, ciudad y equipo, disputa este sábado (12.00 horas) en Villanueva de la Serena (Badajoz) la semifinal de la fase de ascenso a la Segunda división (LaLiga SmartBank) contra la UD San Sebastián de los Reyes. Una victoria en esta cita situaría a tiro de un partido un sueño inconcebible hace solo unos meses.

La plantilla algecirista compensa una agotadora temporada, las carencias y los problemas de lesiones con potentísimas armas, como las ganas, la ilusión, la ausencia de presión y, sobre todo, 500 exultantes hinchas algeciristas que acompañan a su equipo. Muchos de estos se encuentran desde la tarde del viernes paseando con orgullo la rojiblanca por Extremadura. Jugadores y técnicos, uniformados con una sonrisa, han partido de La Menacha sobre las 11.30 horas, después de realizar un último entrenamiento a puerta cerrada, con mucho trabajo de estrategia.

El Algeciras CF, clasificado en la última jornada como tercero del grupo IV tras vencer al UCAM Murcia por 1-2, afronta la primera eliminatoria de la fase de ascenso, a partido único en campo neutral, con la UD San Sebastián de los Reyes, segundo del grupo V. Un rival difícil pero, a priori, no el más duro de los que había en un bombo plagados de primeros clasificados y de filiales de todopoderosos como el Madrid o el Barça. Eso sí, el Algeciras CF tendrá que ganar ya que, en caso de empate al final de lo noventa minutos y de la prórroga, se clasifica el Sanse, mejor clasificado en la fase anterior.

El técnico del Algeciras, Salva Ballesta, tiene bajas y dudas para afrontar el trascendental encuentro; no podrá contar con el delantero Canillas y tampoco el otro nueve, Edu Ubis, está totalmente recuperado de su lesión de espalda, aunque no hay que descartarlo en la convocatoria final. Además, hay varios jugadores recuperados pero con molestias que sin embargo no impedirán que puedan ser de la partida. Viajar, viajan todos.

¿Cómo llega el equipo a esta fase por ascender a Segunda? “En el aspecto mental llegamos muy fuerte, somos sabedores que es una semifinal de la cual va a pasar uno solo y hay que afrontarlo de manera muy inteligente y físicamente el equipo está bien, hemos recuperado a una serie de jugadores importantes que nos pueden ayudar a tener soluciones en el banquillo”, contestó el técnico en su última rueda de prensa antes del choque. “Tenemos que intentar sus puntos débiles y no cometer errores, creo que los partidos a vida o muerte están más a no cometer errores”, apuntó Ballesta sobre el Sanse, del que destacó su calidad y veteranía, y consideró que “el partido tendrá muchos partidos”. Sobre la hinchada, dijo: “Si de algo puede alardear este club es de su afición, nunca nos ha abandonado”.

El terreno de juego es el Municipal Villanovense, un campo que no termina de gustar al míster albirrojo, que no lo hubiese elegido para jugar, y echa en falta poder jugar en otros con más capacidad. “Si es el que hay, a muerte”, se resigna. Salva Ballesta calificó este partido como “el más importante de su cortísima carrera como entrenador”.

El rival, la UD San Sebastián de los Reyes, jugará por primera vez en su historia una promoción de ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Tampoco estará solo y unos 300 aficionados van a viajar con el equipo madrileño.

El equipo de Marcos Jiménez llega a Extremadura cargado de ilusión tras una temporada en la que ha superado sus objetivos y con buenas sensaciones tras su victoria ante el Extremadura y el empate en Badajoz. El club de la periferia de la capital de España terminó la liga con 43 puntos entre los dos actos en los que se ha dividido la competición en esta extraña temporada, tres más que los de Salva Ballesta, tras haber acabado campeón del subgrupo 5-A, hito que también lograron los algecireños en el 4-A.

Donde sí han tenido resultados parejos ha sido en la segunda fase, ya que tanto Sanse como Algeciras han sumado 8 puntos en los seis partidos de esta etapa de la competición, con dos victorias, dos empates y dos derrotas, ambas por dolorosos resultados, ya que cayeron 0-4 ante el Badajoz y 3-0 ante el Talavera. Eso sí, los madrileños ya habían cerrado su presencia en las eliminatorias una semana antes que los albirrojos, tras vencer al Extremadura por 3-0. Al igual que el Algeciras, el Sanse no ha destacado especialmente por el número de goles anotados en la competición, 28 en 24 partidos, tres más que los algecireños y poco más de uno por partido. A nivel defensivo, ambos clubes clavan sus números al haber encajado 23 tantos.

Los jugadores citados para el encuentro contra el Algeciras son: Felipe, Barreda, Paredes, Félix, Manu Miquel, Carlos Portero, Cidoncha,  Marcelo, Pichín, Arturo, Fomeyem, Manojlovic, Barril, Juanra, Vladan, Fer Ruiz, Mario, Simón, Jime, Borja Sánchez, Gavilán.

El partido es un regalo para la sacrificada plantilla y para la sufrida afición del Algeciras Club de Fútbol, que ya daba por buena la campaña, pero llegados a este punto álgido de la temporada, todos quieren echar el resto para intentar alcanzar una hazaña mayúscula, histórica, tocar con los dedos el que sería el ascenso más asombroso de los conseguidos por el más que centenario club a la categoría de plata del fútbol español. Algo no disfrutado en los últimos 18 años. Adelante, Algeciras.