El Algeciras CF emprende el camino a un nuevo sueño

219

El Algeciras Club de Fútbol, tras el celebrado e histórico ascenso a Primera RFEF (conocida como Segunda B Pro), inicia su andadura en la segunda fase de la competición en busca de los playoffs de ascenso a la categoría de plata del fútbol español. Este domingo, a las 12.00 horas, recibe al Betis Deportivo en una competición con seis partidos en el que parte tercero y se clasifican tres equipo y el mejor cuarto de todos los grupos.

Los albirrojos parten con 32 puntos, uno menos que el primero y uno más que el cuarto. La segunda fase está muy ajustada, en un pañuelo, pero los algecireños dependen de sí mismos para clasificarse para los cruces por el ascenso. El Algeciras CF se enfrentará a Betis Deportivo, Linares Deportivo y UCAM Murcia -equipos del grupo IV-B-, a ida y vuelta. Así está la situación antes de comenzar la segunda fase.

El algecirismo, jugadores y afición, afronta la nueva fase con la tranquilidad de haber hecho los deberes de ascender a la Primera RFEF y ahora busca sin presión y con todo por ganar el premio gordo del ascenso a Segunda División. En cuanto al capítulo de bajas, casi por primera vez desde que comenzó la temporada, Salva Ballesta cuenta con toda la plantilla disponible tras recuperar a Jordi Figueras y a Álvaro Alcázar. Refuerzos importantes.

Salva Ballesta, entrenador del Algeciras CF, aseguró en rueda de prensa que “comienza una fase muy bonita”. “El equipo lo tiene claro y es lo que transmitimos al jugador: tenemos que disfrutar. Vamos a muerte a por esta nueva fase y a terminarla lo más alto posible. La vamos a pelear como ha demostrado ser este equipo: con entrega, trabajo, fútbol y ahora hay que hacerlo también con alegría y desparpajo. No tenemos presión ninguna y sí la hay para los que sí están llamados y presupuestados para ascender y que están muy por encima nuestra. Si damos el campanazo está claro que lo disfrutaremos”, expresó.

El entrenador albirrojo señala a la afición como clave y pide que “todo aquel que venga a la grada tiene que acabar afónico de animar al equipo y desorientar al rival”. “Ahora son seis partidos y no perder es importante aunque ganar sería maravilloso. Se clasifican tres equipos y el mejor cuarto. Va a ser duro, pero nuestro deseo es meternos entre los tres primeros. Hay equipos de mayor potencial, pero este equipo ha hecho familia y se ha hecho tan fuerte que en los malos momentos se ha unido más y en los buenos se ha hecho difícil de batir. Hay que dejarse todo, no desconcentrarse y evitar ocasiones de riesgo. Y, sobre todo, hay que ser un caballero ganando y perdiendo y si el rival te gana, que lo haga y se vaya sudando sangre eso sí”, advirtió.

Sobre el filial bético, declaró: “Como cualquier filial, tiene una plantilla muy amplia, con jugadores de dinámica de primer equipo. Con velocidad de pensamiento y balón, tienen talento y hasta cuentan con más presupuesto que algunos equipos de Segunda. Eso les permite coger y llevarse al jugador mas decisivo del Linares o del Algeciras, para eso no tienen problema. Se metieron en la Primera RFEF porque se lo ganaron a pulso; son un equipo que tiene muchísima calidad y juventud. Son un filial muy completo”.

Los béticos se metieron en el último suspiro en esta fase tras remontar en el descuento al Córdoba CF en el Nuevo Arcángel. En sus filas, jugadores que suelen entrenar con el primer equipo y Juan Serrano, la perla de la cantera algecirista que fue clave en la primera vuelta de la competición antes de abandonar el Algeciras y marcharse a tierras sevillana. Es una de las amenazas pero no la única de un rival con potencial y con la moral por las nubes.

El Nuevo Mirador, con 800 espectadores en la grada, abre la segunda fase. Es hora de soñar muy fuerte un segundo ascenso en una temporada ya histórica. ¿Y por qué no?