Emoción y esperanza en la primera jornada de vacunación contra la Covid-19 en Apadis

532
Uno de los usuarios de Apadis, en el momento de recibir la vacuna contra la Covid-19

Resultaba difícil no emocionarse este miércoles, 30 de diciembre, en la residencia Nuestra Señora de Valme, en Algeciras, donde los residentes de Apadis, sus cuidadores y las trabajadoras encargadas del servicio de limpieza recibían las primeras dosis de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19. Empiezan así a quedar atrás meses muy duros, de mucha preocupación e incertidumbre, a pesar de que, tal y como nos explicaba la directora gerente de la entidad, Mari Carmen Portillo, el coronavirus no ha llegado a entrar en este centro asistencial.

“Para nosotros el de hoy es un día importantísimo y extraordinario, en el que empezamos a ver un poco de luz y la salida a todo esto que estamos pasando”, comentaba Portillo, que nos contaba también que el usuario más “veterano” de Apadis, Fernando García Rodríguez, había sido el primero en recibir la vacuna. “Fernando le pone siempre tanto cariño a las cosas, y tiene tantas ganas de que esto finalice, de poder volver con sus compañeros de los centros ocupacionales, que queríamos que fuera el primero en transmitir esta alegría al resto”.

Durante esta primera jornada de vacunación en Apadis, que comenzó alrededor de las 13.00 horas, una vez que los sanitarios desplazados a la residencia tuvieron preparadas las dosis, han sido vacunadas alrededor de 50 personas, entre usuarios, cuidadores, personal de limpieza y equipo directivo, porque “estamos todos los días aquí”.

La directora de Apadis (entidad que nació hace más de 50 años como asociación de padres de personas con discapacidad intelectual) explica que, en general, tanto los usuarios y sus familias como los trabajadores estaban ya “con muchas ganas” de que llegaran las vacunas, una vez que se les proporcionó toda la información sobre cómo iba a ser el proceso. Según Portillo, “se les ha preparado y se les ha informado, para que no tengan miedo, porque esto les va a permitir poder volver algún día a su vida normal, aunque aún no sepamos en cuanto tiempo y todavía tengamos que seguir teniendo muchísimo cuidado”.

Visiblemente emocionada, Mari Carmen Portillo ha querido mostrar públicamente su agradecimiento a cuantos han hecho posible un día como el de hoy, y también, y muy especialmente, a los trabajadores y trabajadoras de Apadis, por “su profesionalidad y su entrega”, porque “sin ellos no hubiéramos sido capaces de llegar desde marzo hasta el día de hoy sin ningún positivo”.

Los trabajadores de Apadis, aguardando su turno para ponerse la vacuna frente a la Covid-19