Estudian el desprendimiento de un trozo de cornisa en un edificio de la Plaza Alta esquina con Santísimo

Actualmente la zona permanece acordonada, ya que se está estudiando el problema para decidir qué medidas adoptar que resulten eficaces y a la vez garanticen la seguridad de los ciudadanos.

700
PUBLICIDAD

El teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Diego González de la Torre, acompañado de técnicos de su delegación, han visitado el edificio situado en la calle Santísimo, esquina Plaza Alta, donde ayer se produjo el desprendimiento de un trozo de cornisa. Actualmente la zona permanece acordonada, ya que se está estudiando el problema para decidir qué medidas adoptar que resulten eficaces y a la vez garanticen la seguridad de los ciudadanos.

González de la Torre ha informado que desde el Ayuntamiento se han mantenido contactos con el administrador y el presidente de la comunidad de propietarios de dicho edificio, así como con la empresa que han contratado para resolver el problema.

Según indicó, como primera medida, durante la jornada de hoy se picará toda la cornisa y se estudiará qué hay detrás y en su entorno por ver si hay peligro de nuevos desprendimientos. “Pensamos que con el picado será suficiente, pero no se sabrá con certeza hasta que se actúe. Si hay cualquier indicio de peligro, se dejará la calle cortada y se dará aviso a la Junta de Hermandades y Cofradías para que planifiquen los desvíos necesarios de los desfiles procesionales que pasan por Santísimo. Creemos que no hará falta, pero tenemos claro que la seguridad ciudadana es lo más importante, y se actuará en consecuencia”, manifestó.