Fapacsa aclara que la ampliación de Isla Verde Exterior aún no ha sido aprobada por el Ministerio

324
Captura de pantalla aportada por Fapacsa, en la que se aprecia la pretendida ampliación

La federación vecinal algecireña Fapacsa ha acusado en un escrito a la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) de pretender “confundir a la opinión pública” al anunciar como tal una ampliación, la de Isla Verde exterior, que aún no está aprobada por la Administración competente. Según Fapacsa, a raíz de una noticia en los medios titulada “El Puerto de Algeciras aprueba su ampliación hacia el sur de la Isla Verde Exterior por 300 millones”, han sido muchas las llamadas y mensajes que esta federación recibido de “personas que, alarmadas, se interesaban por la noticia, al entender que la Autoridad Portuaria gozaba ya de la aprobación para el inicio de los rellenos”.

“Ha habido que aclararles que el titular de la noticia induce a error, y que la mencionada aprobación es un trámite interno de la APBA, tras el cual el Plan Director de Infraestructuras y su Estudio Ambiental se enviarán al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, que será quien apruebe o no el mencionado Plan”, advierte la federación.

Según Fapacsa, “la noticia, de forma simplista, insiste una vez más en hablar de un desarrollo sostenible – sin explicar exactamente qué es lo que es sostenible – y en la no afección a las playas, que en absoluto queda garantizada, como no quedó en los últimos rellenos de Isla Verde que han afectado de forma irreversible a las Playas del Rinconcillo y Chinarral, ambas en vías de extinción, a pesar de asegurar igualmente en su día que no habría afección”.

A la vista de la versión final del Plan que la APBA enviará al Ministerio, Fapacsa asegura que, “desgraciadamente”, ni sus alegaciones ni las presentadas por otras entidades y personas físicas, ni las más de 5.300 firmas en contra de dicho Plan, recogidas en varios muestreos, “han interesado de manera alguna a la APBA, quien una vez más desprecia la participación ciudadana que, supuestamente, pretende”.

“Ni el daño medioambiental a la Bahía y a la salud de sus habitantes; ni que la Bahía de Algeciras contenga cinco Zonas de Especial Protección; ni la destrucción del turismo y el sector pesquero; ni la actual situación de crisis medioambiental que sufre el mundo y muy concretamente nuestra comarca; ni las posibles y previsibles crisis mundiales como la que actualmente padecemos; ni la realidad de nuevas rutas para el tráfico de contenedores; ni, en definitiva, el escaso empleo que generan las terminales semiautomáticas de contenedores… Nada ha servido para que la APBA haya modificado un ápice su decisión de rellenar nuevamente la Bahía, en los términos planteados desde 2015”, lamenta el escrito.

Fapacsa insiste en su comunicado, una vez más, en que “la Bahía de Algeciras es limitada”, y que “los rellenos, en esta ocasión muy próximos al Parque Natural, constituirían, como los anteriores, un auténtico desastre medioambiental, que supondría un paso más para la práctica destrucción de la Bahía y sus escasas playas y arrecifes que aún quedan”.

Asimismo, la federación advierte de que “el coste de la obra la cifran en 300 millones, pero el daño que ocasionaría no tiene precio”, y argumenta también que “el escaso empleo que genera una terminal de contenedores en transbordo no sacará a la ciudad ni a la comarca de la sempiterna cifra de desempleo del 30%, de las más altas de España, cuando, como indicábamos en nuestras alegaciones, hay alternativas para generar empleo y actividad en el Puerto sin necesidad de nuevos rellenos”.

Finalmente, Fapacas asegura en su escrito confiar “en el buen hacer y en el sentido común del Ministerio de Transición Ecológica, para que, de una vez por todas, rechace los rellenos que la APBA pretende”.