Fin de semana inestable, con lluvias intensas en el área del Estrecho y temperaturas a la baja

92
Foto: Europa Press

Un área de bajas presiones sobre el Golfo de Cádiz junto con una vaguada, es decir, una lengua de aire frío en las capas altas de la atmósfera y el ambiente templado, propiciará inestabilidad atmosférica en general durante todo este fin de semana en la Península y Baleares, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado que esta situación “complicará” el tiempo del suroeste peninsular este fin de semana, donde dejará lluvias localmente intensas en Andalucía occidental, el área del Estrecho, Málaga y la ciudad autónoma de Ceuta.

De este modo, ha pronosticado lluvias que afectarán especialmente a la fachada mediterránea y al archipiélago balear y también a partir del mediodía irán creciendo nubes de evolución que provocarán por la tarde chubascos tormentosos en el interior de la Península, principalmente en zonas de montaña y sobre todo, en los Pirineos sistemas Central e Ibérico.

Respecto a las temperaturas, informa de que el fin de semana bajarán y una vez más descenderán el lunes y el martes, cuando llegará una masa de aire frío impulsada por los vientos del norte.

De hecho, durante los primeros días de la semana se producirán heladas de madrugada, hasta el miércoles se esperan heladas en zonas de montaña y en ambas mesetas, mientras que seguirán los chubascos en las regiones mediterráneas.

A partir del miércoles, tiempo seco y soleado en el sur de la Península

Ya a partir del miércoles, según el portavoz, predominará el tiempo seco y soleado en el sur de la Península y en Baleares, mientras que el tercio norte se verá afectado por el paso del sistema frontal que dejará lluvias débiles en general, que serán algo más intensas en el oeste de Galicia, donde también se esperan tormentas fuertes. Las temperaturas volverán a subir a partir del miércoles.

De momento, ha precisado que este sábado las lluvias podrán ser fuertes en el área del Estrecho y en la ciudad autónoma de Ceuta y no se descarta que estas lluvias afecten de manera más débil también a Melilla y a puntos de Baleares. El cielo estará nuboso con lluvias débiles en el Cantábrico diarias de los Pirineos, donde además, ha insistido en que se formarán chubascos tormentosos por la tarde en el resto del país.

Además, ha apuntado que el ambiente seguirá inestable y volverá a haber nubes a partir del mediodía que dejarán chaparrones de primavera poco importantes y sobre todo en zonas de montaña. El fin de semana las temperaturas bajan en general aunque se producirá una acusada subida en el suroeste el sábado de hasta seis grados y en general se registrarán temperaturas propias de la época del año, con heladas débiles de madrugada y en puntos del noroeste y páramos del centro.

Del Campo ha añadido que en el valle del Guadalquivir superarán probablemente los 22 o 25ºC y los 20ºC en puntos de Galicia. El lunes y martes volverán a bajar y entonces en la meseta norte no se superarán los 10ºC durante el día y volverán las heladas nocturnas en las montañas del centro y del norte peninsular, así como en zonas llanas de ambas mesetas el martes y el miércoles. La cota de nieve podrá bajar el martes en la cordillera pirenáica hasta los 700 o 900 metros.

Al mismo tiempo, señala que en el tercio oriental peninsular continuará el ambiente inestable, al igual que en Baleares y se producirán chubascos, sobre todo en el archipiélago balear que podrían estar acompañados de alguna tormenta. A partir del miércoles y durante el resto de la semana, estima que lo más probable es que en la mitad sur y Baleares predomine el tiempo anticiclónico, con un ambiente seco y estable, aunque aún en el tercio norte seguirán pasando frentes que dejarán lluvias débiles en Galicia.

El miércoles y jueves volverán a subir los termómetros de forma notable en casi todo el país y desaparecerán las heladas del territorio para quedar la segunda mitad de la semana un ambiente “más templado de lo normal para la época del año”.

Respecto a Canarias, el portavoz ha precisado que este fin de semana se esperan lluvias en el norte de las islas más montañosas que de forma más débil podrían extenderse a puntos del resto del archipiélago y temperaturas ligeramente más frescas.

La situación de lluvias en el norte seguirá hasta el miércoles y a partir de ese día es probable que predomine el ambiente seco en todas las islas y que también allí suban las temperaturas.