El Gobierno ampliará el personal del PIF ante la previsión “de un Brexit duro” pero descarta crear un punto en la frontera

464
PUBLICIDAD

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, tras una reunión mantenida hoy en Algeciras, ha anunciado que ante el “probable incremento de trabajo como consecuencia del Brexit que parece indicar que va a ser duro” va a incrementar el personal en el Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) en el Puerto de Algeciras. El Gobierno en funciones descarta un punto de inspección en la frontera con Gibraltar.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, atiende a los medios tras la reunión en Algeciras con los integrantes de la Mesa de Coordinación Operativa, instituciones y coordinadoras contra la droga.

Publicada por ElEstrecho.es en Martes, 15 de octubre de 2019

Ya el presidente de Puertos del Estado anunció hace unos meses que el Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) de Algeciras iba a ser reforzado con siete trabajadores. Carcedo apuntó que, además del incremento de personal en tres trabajadores, el Gobierno pretende “mejorar la organización de trabajo para ser más eficaces” y espera que “con estos refuerzos se puedan suplir los déficit”.

En cuanto a la creación de un punto de inspección en la frontera de Gibraltar con La Línea, una vez se produzca el Brexit, la ministra declaró: “Todo lo que significa la entrada de mercancías en nuestro país que necesitan ser controladas e inspeccionadas, sobre todo de productos frescos, debe estar en un punto para una mayor eficacia, en cuando dispersemos somos menos eficaces y podemos especializar menos los controles. Apostamos por reforzar el PIF de Algeciras”.

Añadió también que la primer idea es que “entren por vía marítima” aunque sobre esto dejó la puerta abierta a introducir algún cambio.

El CSIF Cádiz ha denunciado en múltiples ocasiones la sobrecarga de trabajo que sufre la plantilla de Sanidad Exterior en el PIF de Algeciras. Según explicaba el pasado mes de julio, el departamento encargado del control de alimentos de terceros países que entran en la Unión Europea, casi ha cuadruplicado en una década el volumen de mercancías que controlan, pasando de 29.000 partidas anuales en 2010 a las 68.000 partidas de 2018 y con proyección de alcanzar las 80.000 este año. A pesar de esto, se mantiene prácticamente el mismo número de trabajadores.