La APBA invertirá 61,5 millones de euros en 2021 y 258 millones hasta 2025

205
Gerardo Landaluce, presidente de la APBA, en el plató de 8Directo. Foto: Nacho Márquez.

El presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce, ha repasado hoy las inversiones para los próximos años, que ascienden 258 millones salidos de fondos propios 2025, de los cuales 61,5 será en este 2021. 

También destacan las inversiones de carácter privado como la que va a permitir a las grúas de muelle de TTI Algeciras ganar altura para poder operar sobre megabuques de 24.000 teus cuando lleguen a plena carga, algo que a día de hoy no puede hacer. La parte que tiene que tiene ejecutar la APBA para este fin ya está realizada, según Landaluce que garantizó que TTIA está trabajando en el recrecido de las grúas “de forma muy directa con proveedores para que se pueda materializar en un plazo muy corto”. 

El presidente de la APBA, durante el balance del pasado año realizado hoy, resaltó la importancia de inversiones privadas como la del grupo francés CMA CGM que en 2020 se ha incorporado al accionariado de TTI Algeciras, un paso importante para la futura ocupación de la Fase B de Isla Verde Exterior. El presidente de la APBA resaltó también que “las 3 grandes alianzas que engloban a las diez navieras líderes mundialmente tienen en nuestro puerto tanto posición cliente como inversora, circunstancia que fortalece el sistema portuario español”. “En estos 10 años TTI Algeciras ha movido 10 millones de teus y ha generado 900.000 jornadas laborales”, añadió. 

Sobre los 61,5 millones que invertirá la autoridad portuaria este año, destacó los destinados en medio ambiente, integración puerto-ciudad e innovación para alcanzar dos “grandes objetivos: competitividad y la sostenibilidad”. 

Retos y hándicap 

En la competitividad portuaria se cruza el tren. Gerardo Landaluce volvió a llamar la atención sobre la necesidad de mejorar las infraestructuras ferroviarias. El Puerto de Algeciras batió en 2020 el récord de mercancías movidas en tren, lo que indica que existe una demanda por parte de los clientes a pesar de que la competitividad de la oferta está “muy condicionada” por la conexión ferroviaria. 

Landaluce reclamó inversiones en el eje ferroviario norte-sur, el llamado Ramal Central del Corredor Mediterráneo y del Atlántico. Este jueves, se pone en marcha de manera oficial la Red de Ciudades del Ramal Central para presionar a Madrid y Bruselas. La Algeciras-Bobadilla sigue siendo el gran cuello de botella. 

Otras demandas de Gerardo Landaluce durante su comparecencia fueron la aplicación del tercer Convenio Colectivo de Autoridades Portuarias y Puertos del Estado aprobado en junio de 2019 para garantizar la estabilidad laboral en los puertos; y una mayor coordinación entre los ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el de Medio Ambiente a la hora de gestionar los proyectos que no haya “muros infranqueables” en lo medioambiental ni que esto sirva de “excusa para las inversiones que buscan competitividad e impulso a la economía”. 

La amenaza real de Tánger Med

El puerto de Tánger Med ha movido en 2020 5,7 millones de teus, un crecimiento del 18% con respecto al año anterior que convierte al megapuerto de Marruecos en el líder del contenedor del Mediterráneo por delante de Algeciras y Valencia. Sobre esto, el máximo responsable de la APBA, apuntó que “es importante que en el Estrecho haya buenos volúmenes, porque es bueno para todos” y que le preocuparía más “que estuviese a medio gas con sus infraestructuras, porque arrastraría a un efecto de competencia entre terminales”. Sin embargo, sí mostró abiertamente su preocupación por “la puesta en carga la terminal 3 de Tánger Med 2, porque es una capacidad adicional” que inquieta a Algeciras y a otros puertos de esta zona del Mediterráneo.

“Tánger Med es un proyecto de estado que ha desarrollado una oferta de capacidad importantísima; para ser competitivo es fundamental tener tamaño de puerto”, analizó Gerardo Landaluce. “Por eso es fundamental que desde el Gobierno y desde Bruselas tengamos una buena política portuaria que permita a los puertos estratégicos ser competitivos, que fomente el transbordo, que priorice e impulse las conexiones terrestres y el ferrocarril” y también hizo referencia a la aplicación de tasas que “penalizan ciertas actividades de buques por el tema contaminante” que otros puertos, como Tánger Med, no aplica y que hace ganar en competitividad frente a los potenciales clientes. “No se pueden poner palos a las ruedas de la competitividad porque vamos a tener unas tensiones que no son buenas para nadie”, declaró.