La escultura del Marqués de Verboom presidirá el interior del recinto del Fuerte de Isla Verde

197

La Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) trabaja en el proyecto de musealización del Fuerte de la Isla Verde, sobre el que actualmente se encuentra ejecutando las obras de la segunda fase del proyecto de recuperación y puesta en valor de este Bien de Interés Cultural (BIC), situado en el Puerto de Algeciras. Así, además de otros elementos expositivos que doten de contenido y faciliten la interpretación de este monumento a los futuros visitantes, la APBA prevé que una escultura del general Jorge Próspero de Verboom, conocido popularmente como el Marqués de Verboom, presida el interior del recinto fortificado. 

La realización de esta obra se le ha encargado al reconocido escultor Salvador Amaya, quien en los últimos años se ha convertido en el principal referente nacional en la escultura histórica militar. Así, a su técnica y calidad artística, el artista sumará un riguroso trabajo previo de documentación sobre el personaje, uniformidad, y otras cuestiones, para lo que contará con el asesoramiento de expertos y reconocidos historiadores, así como del Instituto de Historia y Cultura Militar. La escultura se situará en la parte alta al sureste del recinto, con más de 2 metros de altura, y estará realizada en bronce para soportar las inclemencias del tiempo en la zona. 

El marqués de Verboom es un personaje histórico de especial importancia para la historia de la Isla Verde y de la propia ciudad de Algeciras. Fue creador del Cuerpo de Ingenieros Militares en 1711, visitó el municipio y su isla en 1721 y 1726 y diseñó el primer urbanismo de la nueva ciudad sobre las ruinas meriníes, además de fijarse en la Isla Verde para su defensa. Con su recuerdo, la APBA quiere mostrar a los visitantes la importancia que tuvo este enclave en el primer tercio del siglo XVIII, vinculado al renacer de la ciudad de Algeciras tras la pérdida de Gibraltar. 

El proyecto de musealización previsto en este enclave forma parte de la tercera y última de las fases en las que se han dividido las obras de recuperación y puesta en valor del Fuerte. La institución portuaria se encuentra ultimando la redacción del proyecto de ejecución de esta última fase. Esta iniciativa se engloba en el Plan de Conservación y Puesta en Valor del Patrimonio Histórico de la APBA, que permitirá a los futuros visitantes, una vez abra al público el monumento, conocer de una forma didáctica tanto la fortificación como los restos históricos encontrados. 

La recuperación del Fuerte de Isla Verde es muy significativa para la ciudad de Algeciras por ser el punto donde históricamente se sitúa el origen del municipio: Al-Yazira al-Jadra, base de un riguroso trabajo de documentación realizado por la APBA. Para ello ha sido fundamental la consulta de los fondos de diferentes archivos nacionales y el de la propia institución portuaria, en especial, el estudio de su archivo histórico fotográfico, en el que se han sustentado varias de las actuaciones para recuperar fielmente algunos de los elementos perdidos.

Esta segunda fase del proyecto de recuperación del Fuerte de Isla Verde ha contado con la financiación del programa 1’5% Cultural, el sistema de ayuda del Ministerio de Transportes para la conservación del Patrimonio Histórico Español. Para la realización de los trabajos, la Autoridad Portuaria ha podido gozar del correspondiente Proyecto de Intervención Arqueológica, así como la supervisión de la Consejería de Cultura a través de la Delegación Territorial.

La actual fase del proyecto de recuperación ha supuesto la continuación de la primera, llevada a cabo en 2006, en la que la Autoridad Portuaria trabajó en la conservación de la muralla del Fuerte eliminando numerosas construcciones adosadas a la misma, así como recuperando y consolidando los paños de la muralla que se mantenían en pie, especialmente el que conformaba la Batería de Algeciras. Entonces se consolidó también el blocao situado en el frente norte de la muralla, sobre el que ahora también se vuelve a actuar previendo desde este momento su futura puesta en valor.