La Junta decide prorrogar las concesiones a los chiringuitos

187
Imagen del chiringuito El Chambao, en San Roque. Foto: Ayuntamiento de San Roque.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible permitirá, de forma extraordinaria, que este 2020 puedan volver a montarse las instalaciones y desarrollarse las actividades incluidas en planes de playas vencidos en 2019 y que se encuentran actualmente en tramitación.

Con esta medida de carácter excepcional, la Junta de Andalucía quiere mostrar su apoyo a este sector que incluye, entre otros negocios, a los chiringuitos y demás locales de restauración ubicados en el litoral, así como a los servicios de alquiler de hamacas, que agrupan a un colectivo de más de mil autónomos en toda la comunidad, o de actividades náutico-recreativas que se desarrollan en la costa andaluza.

El Gobierno andaluz ampliará un año las concesiones de ocupación del dominio público marítimo terrestre aprobadas para estas empresas en 2019, siempre y cuando se cumplan dos premisas: que se haya solicitado el permiso en 2020 y que la extensión del plazo no suponga un exceso del período máximo de concesión recogido en la normativa.

La titular del ramo, Carmen Crespo, ha explicado que estas medidas que está impulsando el Gobierno andaluz, en el marco de sus competencias en gestión del litoral, persiguen impulsar la reactivación económica de un sector “afectado en gran medida” por las limitaciones que conlleva el estado de emergencia declarado para luchar contra el Covid-19.

Deberán mantener el tipo de uso y la superficie

En base a la autorización extraordinaria de la Consejería de Desarrollo Sostenible, las empresas que ofrecen servicios en el litoral andaluz podrán volver a desarrollar su actividad en las mismas condiciones que la temporada pasada cuando las autoridades sanitarias lo permitan.

Es decir, deberá mantener el tipo de uso, superficie, ubicación y demás características aprobadas para ejercer su labor en 2019 hasta que concluya el trámite administrativo relativo a la concesión de ocupación del dominio público marítimo terrestre para 2020. Una vez terminado este proceso, las empresas deberán cumplir con las condiciones que se establezcan para la temporada actual.