Las obras en las calles Muñoz Cobos y Gómez Ortega terminan para la Semana Santa

En ambos casos no habrá problemas para que estén abiertas al tráfico peatonal y rodado a partir del próximo domingo, cuando comiencen los desfiles procesionales.

445
PUBLICIDAD

El teniente de alcalde delegado de Urbanismo, Diego González de la Torre, ha supervisado los trabajos que se llevan a cabo en las calles Muñoz Cobos y Comandante Gómez Ortega, pudiendo constatar que en ambos casos no habrá problemas para que estén abiertas al tráfico peatonal y rodado a partir del próximo domingo, cuando comiencen los desfiles procesionales.

El delegado ha explicado que cada año, antes de la Semana Santa, el Ayuntamiento repasa los itinerarios para reparar los desperfectos y evitar riesgos, ya que en estos días de Semana Santa se concentran un gran número de ciudadanos y de visitantes en nuestras calles. De igual manera se lleva a cabo la revisión de cables colgantes y poda de ramas que puedan suponer un obstáculo y un peligro para el paso de las imágenes.

En el caso de la calle Muñoz Cobos, presentaba un gran deterioro con hundimientos en el pavimento. En estos días se han levantado las zonas afectadas, se ha rellenado y repuesto en su lugar la solería y arquetas dañadas. Esta previsto que el domingo quede abierta al tráfico para vehículos autorizados y la calle Rocha retome su normalidad, aunque se mantendrán dos arquetas protegidas durante 24 horas más.

En la calle Comandante Gómez Ortega se han demolido cinco viviendas y permanece aún cortada al tráfico porque se trabaja para la construcción de un vallado de protección de los solares y para la sujeción y protección del cableado eléctrico que apoyaba en las fachadas y que, tras la demolición, quedaron apoyados en los pilares del muro. Los trabajos están a punto de concluir y también se abrirá el fin de semana.

No obstante, el delegado indicó que tras la Semana Santa volverá a tener cortes puntuales porque está pendiente la demolición de otra vivienda más.