Los jóvenes se manifiestan por el cambio climático al grito de “no hay planeta B”

276
Foto: Manolo Glez.

Los jóvenes algecireños se han manifestado esta mañana de viernes, 27 de septiembre, en la Plaza Alta bajo el lema “no hay planeta B”.

Durante la manifestación, los estudiantes han mostrado sus carteles con frases como “el consumismo consume el planeta” o “la tierra no está muriendo, está siendo asesinada”. Con ello, quieren pedir a los gobiernos del mundo que actúen para frenar la crisis climática que azota al planeta.

En la plazoleta se ha instalado un atril que ha inaugurado la delegada provincial de CGT, Belén Trujillo, quien ha dicho basta ya al capitalismo “que tanta prioridad da a la economía y que en ningún momento se preocupa por nuestra salud ni la de nuestro planeta”. “Tenemos el deber de exigir políticas bioenergéticas urgentes y drásticas que frenen este abismo al que nos vemos abocados”, ha añadido.

Tras ella, ha tomado la palabra la representante del sindicato de estudiantes, Cristina Martín, que ha comentado que “diez empresas son las responsables de emitir el 62% del dióxido de carbono en España” y que cuatro del Campo de Gibraltar emitieron “3 millones de toneladas de gases”.

Otros estudiantes tomaron la palabra luego, entre ellos Godo, el presidente del conocido movimiento Fridays for future de la comarca. El grupo promueve que cada ciudadano aporte su granito de arena y se involucre de forma activa en la lucha. “El grupo está abierto siempre, estaría muy bien que gente de Algeciras se uniera al proyecto”, nos ha comentado.

Lucía, de 16 años, nos ha contado que “las grandes empresas y la gente de a pie se está cargando el planeta” y que “se nos acaba el tiempo”. Por su parte, Rubén pide al gobierno de España que “tome medida reales” para afrontar con esta crisis que está “derritiendo los polos y extinguiendo 200 especies al día”.

El movimiento por el clima se puso en marcha después de que la joven activista Greta Thunberg se manifestara delante del Parlamento sueco durante el mes de agosto del pasado año para que el gobierno redujese las emisiones de carbono.