María Jesús Montero: “Tiene que hacerse una discriminación positiva con el Campo de Gibraltar”

98
La ministra de Hacienda, ante los medios hoy en la Mancomunidad. Foto: F.M.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se ha sentado este jueves con todos los alcaldes del Campo de Gibraltar, excepto con el de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ausente, y en su lugar ha estado el primer teniente de la ciudad, Jacinto Muñoz. Ha escuchado las numerosas reivindicaciones de esta tierra y, ante todos ellos, ha dado muestra de conocer los problemas fundamentales de la zona, mil veces repetidos, y también ha reconocido que no se terminan de solucionar. “Las administraciones tienen que hacer una discriminación positiva en el Campo de Gibraltar en términos de apoyos, de recursos e infraestructura”, expresó la titular de Hacienda.

Antes de firmar con cada uno de los representantes municipales un convenio que deja en la comarca una inyección económica de 7,3 millones de euros para inversiones relacionadas con el medio ambiente y la economía circular, realizó una intervención ante los representantes locales y comarcales en la que ha destacado que el proyecto que, en su opinión, es “más emblemático y transformador de todos los que componen el Plan Integral es la Algeciras-Bobadilla”. Montero instó a todas las administraciones que este desarrollo ferroviario sea “una realidad en el plazo de tiempo en el que se pueda desarrollar las obras”. “Es urgente empezar este proyecto, hay una vocación clara por parte del Gobierno de presupuestarlo y empezar cuanto antes”, comentó.

La ministra de Hacienda tiene claro este proyecto “va a transformar el Campo de Gibraltar”. “La Algeciras-Bobadilla es mi obsesión y estoy convencida de que la conexión ferroviaria va a suponer un antes y un después para el sur del sur, no solo para el Puerto de Algeciras, sino para la comarca, donde tenemos tantas oportunidades y todos tenemos que estar a una para llegar más rápido y atraer a los inversores que genere empleo”, añadió.

La ministra, ante los alcaldes de la comarca y rodeada de medios de comunicación.

“Siempre hablamos de que el Campo de Gibraltar cuenta con una localización geoestratégica, todos decimos que es básico para las conexiones para Marruecos, con Reino Unido, que es es básico para Mediterráneo-Atlántico, y pasan los años y pasa el tiempo y no somos capaces de tocar las apuestas decididas de las administraciones para convertir esta zona, no en una zona donde se combata la desigualdad, el desempleo, sino en una zona de prosperidad”, afirmó María Jesús Montero, que también habló de la seguridad, alabó el trabajo de su compañero de Gobierno, Fernando Grande-Marlaska, titular de Interior, y dijo que “de forma muy continua se está dando un mensaje permanente de que aquí no se puede campar a sus anchas” para determinadas prácticas e intereses, en referencia al narcotráfico. Sobre esto apuntó que Vigilancia Aduanera va a incorporar a 38 funcionarios más próximamente.

Sin embargo, la ministra recalcó que “no basta con acabar con las lacras”, algo que considera que se va a conseguir, y animó a “ir más allá”. “Lo que me preocupa son los indicadores de desigualdad, el absentismo escolar, la cifra de desempleo, el paro juvenil… En definitiva, indicadores que ponen de manifiesto que las administraciones tiene que hacer una discriminación positiva en el Campo de Gibraltar en términos de apoyo, de recursos e infraestructura”. Montero aseguró que “en esa dirección hay que avanzar” y señaló que el actual Gobierno de Pedro Sánchez está decidido a ello con el Plan Integral que prevé una partida total de 900 millones de euros para desarrollar la zona.

Montero anunció durante la intervención que la intención de su ministerio es dar continuidad al convenio firmado este jueves en el futuro, para el próximo Presupuesto, aunque en esta ocasión la inversión iría destinada a “cuestiones que se entiendan que es importante” desde las administraciones locales y comarcales.

En la reunión mantenida en la sede de la Mancomunidad de Municipios también han estado, además de su presidente, Juan Lozano, el subdelegado del Gobierno en la provincia, José Pacheco, la subdelegada de la Junta de Andalucía en la comarca, Eva Pajares, y la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, entre otros representantes políticos.