Miércoles de solidaridad en un asador de pollos de La Bajadilla

Eva Carrasco y su marido, Jesús, ofrecen un menú de "comida caliente" que, al menos un día a la semana, dé "un poco de alivio" a personas que se encuentren en la calle o en situación de necesidad

1259
Eva y Jesús, repartiendo este miércoles sus menús solidarios

“Lo que podemos aportar no es mucho, pero al menos que, un día a la semana, aquellas personas que se ven en la calle o que lo necesiten puedan llevarse de aquí una comida caliente. A mí eso me hace sentir bien, y ojalá lo hicieran también más negocios, porque hay criaturas a las que les hace mucha falta”.

El Asador Pollería Eva, ubicado en el número 26 de la Avenida Agua Marina de Algeciras, está ofreciendo todos los miércoles un almuerzo gratuito a quienes más lo necesitan, tratando de llegar, dentro de sus posibilidades, al mayor número de personas posible.

Con esta iniciativa solidaria, digna de elogio, su propietaria, Eva Carrasco, y su marido, Jesús, aportan su “granito de arena” a la lucha contra uno de los efectos más devastadores que ha tenido la pandemia de la Covid-19: empeorar la situación de muchas de las personas que se encuentran sin hogar o en condiciones de especial vulnerabilidad.

En este empeño altruista, Eva y Jesús cuentan también con la colaboración desinteresada de muchos vecinos de la barriada de La Bajadilla, que están contribuyendo tanto económicamente como con algunos productos que luego sirven para elaborar los menús solidarios. Este miércoles, 24 de febrero, tocaba repartir arroz con pollo, ensalada de picadillo, pan, botellita de agua y postre.

Además, en la bolsa de la comida van también unas mascarillas, ya que los propietarios de este establecimiento han podido comprobar, en estos días, que muchas de las personas que se acercan a recoger comida lo hacen con la mascarilla ya sucia o deteriorada, al encontrarse también con dificultades para renovarlas. “Lo de las mascarillas lo vemos también como algo muy importante, cuesta poco y contribuimos a que estas personas vayan más protegidas frente al virus”, añade Eva Carrasco.

El primer día no hubo mucha afluencia, tal vez porque buena parte de las personas que lo necesitaban ni siquiera llegaron a enterarse de una iniciativa que se ha difundido, sobre todo, por las redes sociales, aunque cada vez está funcionando más el boca a boca, y esta semana ya se ha notado algo más de movimiento. En cualquier caso, el próximo miércoles, a partir de las 13.30, Eva y Jesús seguirán al pie del cañón, ofreciendo un “día de alivio” a quienes acudan a su asador en busca de ayuda.