Open Studio, el arte en el territorio de lo cotidiano

315
PUBLICIDAD

Sacar el arte al territorio de lo cotidiano. Ese es el principal objetivo que se han propuesto en Materia Asociación con el primer Open Studio que fue inaugurado ayer en AlCultura y que continuará hasta el 19 de mayo con multitud de exposiciones y actividades en talleres, locales y establecimientos comerciales algecireños. “Queremos romper esa barrera entre el arte y todo ese público que nunca va a una exposición”, explica Judith Borobio, presidenta de Materia, un colectivo con apenas seis meses de vida que comienza a dar sus primeros pasos gracias al trabajo de cuatro mujeres. Además de Borobio, la Asociación de Artistas Visuales del Campo de Gibraltar está liderada por María Cobas, Ana Nosowchi y Gabriela Fernández. Todas tienen en común una misma circunstancia: ninguna ha nacido en el Campo de Gibraltar. Soria, Galicia, Polonia y Venezuela son sus lugares de origen.

“Empezamos a juntarnos personas que teníamos inquietudes por el arte, que pensamos que hay muchos artistas en la zona, pero que no se conocen entre sí, que no hay diálogo entre ellos, más allá de una más que consolidada trayectoria como la que ya tienen colectivos como AlCultura y UFCA. Queríamos plantear otras opciones, poner sobre la mesa cómo generar dinamismo cultural, cambiar la situación actual y generar ideas hacia un proyecto común”, explica Borobio.

Open Studio 19 ha nacido como una plataforma para que los artistas salgan de sus estudios, enseñen su obra y el público no especializado pueda tener acceso a ese trabajo, a su modo de ejecutar la obra y contemplar los espacios que utilizan para crear arte. Esta propuesta artística se extenderá desde la zona centro hasta San Isidro y el barrio de la Caridad. Durante esos tres días, la fotografía, el arte, la poesía, la música, la danza o el teatro llenarán más de 40 espacios, entre los que se incluyen locales comerciales que servirán de improvisadas salas de exposiciones para lograr que las creaciones artísticas estén al alcance de cualquiera. “El arte tiene una necesidad y un papel en la comarca y es útil para hacer modificaciones en la sociedad que luego nos dejan frutos positivos”, añade Borobio.

“El objetivo de todo esto es abrir los estudios, o que cuando vayas a comprar una barra de pan te encuentres una obra de arte y te saque de contexto. Llegar a todas las personas, porque no todas tienen posibilidad de acceder al arte. Y si nosotros no cambiamos esa dinámica, si no lo hacemos los artistas, nadie lo hará en nuestro nombre”, explica.

Visitas guiadas y diferentes actividades completan la agenda diseñada para una cita que no va a dejar indiferente a nadie y a la que no le falta ni siquiera un fin de fiesta en una conocida discoteca local.