REVUELO EN EL FLAMENCO

463
Foto: Nacho Márquez.

El flamenco en la comarca, mientras reivindica un sitio propio en el mapa de los cantes, vive un momento dulce con la coordinación de sus peñas, la proliferación de festivales, la creación de las Jornadas Flamencas, la consolidación del Encuentro Internacional de Guitarra Paco de Lucía, y la irrupción de nuevos valores que coinciden con los veteranos todavía en activo. Todo ello aviva la afición.

La llama del flamenco en la comarca siempre ha permanecido encendida y ha dado calor a los que se han arrimado a ella. Ese fuego se ha avivado en los últimos años. Actuaciones por muchos rincones, más festivales, mejor organizados, las actuaciones de figuras nacionales e internacionales, y la voluntad de profundizar en la investigación son a la vez causa y efecto de ese momento dulce que se pregona. Parte de culpa es de aquellos que siempre han estado ahí: los buenos aficionados. Las amistades en lo personal y en la vida flamenca se han cristalizado en una apuesta en común. Así viene siendo desde 2015 cuando las peñas federadas Sociedad del Cante Grande de Algeciras, la Peña Flamenca Fosforito de Los Barrios, la Peña Flamenca Sanroqueña y la Peña Flamenca Cultural Linense decidieron, manteniendo cada cual su idiosincrasia, organizar actividades conjuntas y coordinar sus actuaciones.

Eso permite que casi cada fin de semana haya vida flamenca en algunas de las sedes. Y así nació, por ejemplo, el Mayo Flamenco, una cita que se ha ido consolidando y que tiene la finalidad de potenciar a los artistas del Campo de Gibraltar con recitales, conferencias y homenajes, como los ya realizados a Flores el Gaditano, Antonio Madreles, el Rubio o El Gallo. También el Festival Flamenco del Campo de Gibraltar, organizado por la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar y que lleva este arte cada año a una plaza pública de la comarca.

Encuentro Internacional

Sara Baras, en la imagen. Raimundo Amador, Estrella Morente, Miguel Poveda, Farruquito, John McLaughlin, Al Di Meola o Tomatito son algunos de los artistas que han actuado en los conciertos en honor a Paco de Lucía. Foto: Nacho Márquez.

La figura de Paco de Lucía es esencial en el flamenco y, claro está, en el Campo de Gibraltar. En su nombre se erigen proyectos y actividades. El más destacado es el Encuentro Internacional de Guitarra que en el verano de 2019 cumplió su sexta edición. Una cita que cada julio sitúa a Algeciras y a la comarca en el epicentro del flamenco a nivel nacional y más allá. Por el escenario del Parque María Cristina de Algeciras han pasado artistas de talla nacional e internacional como Sara Baras, Raimundo Amador, Estrella Morente, Farruquito, Miguel Poveda, John McLaughlin, Al di Meola, Arcángel, Pastora Soler, Tomatito, Niña Pastori, Paco Cepero, entre otros muchos nombres propios de la música, también comarcal. Un encuentro que, además, celebra conferencias, cursos, exposiciones, presentaciones y otras actividades con el flamenco como motor y que se ha convertido en uno de los grandes atractivos del verano con la omnipresente figura del genio de Algeciras por bandera.

Con denominación de origen

En el flamenco andaluz occidental se ha hablado siempre del triángulo formado por Sevilla, Jerez y Cádiz y los puertos. Aunque la comarca se integró en su día en ese último bloque provincial se reivindica más bien como el cuarto punto de un cuadrado. Un flamenco con denominación de origen: la zona flamenca del Campo de Gibraltar. Ese fue el tema central de las I Jornadas de Flamenco del Campo de Gibraltar, una herramienta académica y para el estudio puesta en marcha con éxito por la sección V del Instituto de Estudios Campogibraltareños, dedicada exclusivamente a este arte.

El periodista y escritor Juan José Téllez habla del silencio de las bibliotecas a la hora de situar el Estrecho en el mapa del cante gitano-andaluz. En los últimos años, los aficionados y estudiosos han empezado a reivindicar con fuerza el sitio de una comarca flamenca, con una identidad propia en el toque, en el baile y en el cante. Un estilo variado y rico, con diferencias en cada pueblo aunque, defienden los que saben, también con puntos en común que hacen reconocible al cantaor de la comarca, con una forma de expresión, un cante más lento, y un sentir y un ritmo propios. El flamenco del Campo de Gibraltar quiere dejar de ser el gran desconocido, recuperar el tiempo perdido y, como hicieron otras zonas flamencas, hacer de ello un producto turístico y cultural. En esto, todavía queda mucho camino por recorrer.

Yunke y martillo. Foto: Francis Mena.

Nombres propios

Una lista de flamencos de la comarca en activo imprescindibles, que el aficionado no debe perderse, la pueden formar: los hermanos José y Perico el Pañero, Manuel Cuco Peralta, Antonio El Cuco, Salvador Andrades, José Carlos Gómez, Fran de Algeciras, Fernando y José Canela de San Roque, la Piñona de Jimena, Ana Mari de Los Barrios, Juan Delgado, Morenito, David Morales, Antonio Madreles, el Piruli, Mónika Bellido, Sarayma, Alonso El Purili, Noelia Sabarea, Lalo Macías, Rafael El Lele, Luis de Mateo y Morenito hijo.

[Este artículo fue publicado en noviembre de 2019 en la revista SIROCO MAGAZINE, un producto de 8Directo]