Roja Directa alerta de la vulneración de derechos con el PIN parental

156

Entidades LGTBIQ+ de Andalucía denuncian la intención del Gobierno andaluz de implantar el PIN parental en los centros educativos y la vulneración de leyes y derechos de este proyecto.

“Ante el anuncio del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, sobre la implantación del llamado PIN parental por el que se requiere autorización de la representación legal del alumnado para asistir a formación sobre el respeto a los derechos humanos y la no discriminación, denunciamos que esto es una grave vulneración de la legislación española. En concreto es una transgresión de nuestra Constitución, que en su artículo 1 consagra la la igualdad como valor superior de nuestro ordenamiento jurídico, en el artículo 9 establece la obligación de los poderes públicos de promover la igualdad, en el artículo 10 consigna la dignidad de la persona, el artículo 14 proclama la no discriminación y en el artículo 27 establece que la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”, exponen más de 26 entidades LGTBIQ+ en un comunicado, entre las que se encuentra Roja Directa Andalucía LGTBI.

Para este colectivo, el llamado PIN parental también vulnera la Ley de Infancia y Adolescencia y la actual ley de educación (Ley Orgánica 3/2020) y recuerda que, al respecto de este asunto, la orientación sexual y la identidad de género están entre las primeras causas de acoso escolar en los centros educativos.

“El PIN parental contraviene, además, la ley para garantizar los derechos, la igualdad de trato y la no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares de Andalucía, que en su artículo 13 establece que se garantizará la educación en valores de igualdad, diversidad y respeto desde la educación infantil, explicando la diversidad afectivo-sexual sin estereotipos a fin de facilitar un conocimiento objetivo y sin prejuicios, con absoluto respeto a los derechos humanos, utilizando para ello recursos pedagógicos necesarios. Con la implantación del PIN parental el Gobierno andaluz pretende que la educación al alumnado en el respeto a los derechos humanos y la no discriminación sea algo opcional. La Junta de Andalucía no puede transgredir las leyes con el fin de contentar al partido ultraderechista Vox”, concluyen.