Un dispositivo se prepara para liberar a Toño, el cachalote atrapado en unas redes

443
Toño, el cachalote atrapado. Foto: Beltrán Rodríguez.
PUBLICIDAD

Un equipo con buzos especializados del Ministerio de Transición Ecológica y el Centro de Gestión del Medio Marino Andaluz (CEGMA) del Estrecho se preparan para liberar al cachalote que lleva varios días atrapado por una red a la deriva cuando las condiciones meteorológicas sean las adecuadas. Así lo ha explicado Eva Carpinelli, presidenta de Asociación Nereide, que encontró al animal enredado, de nombre Toño, y dio aviso a las autoridades.

“Ahora el asunto está en manos de la gente adecuada porque es una operación delicada ya que tienen que ser buzos expertos que sepan cómo desenredar al animal y que se haga de manera segura tanto para el cachalote como para los buzos”, declara Carpinelli, que apunta que la operación no se podrá llevar a cabo hasta que no mejore el tiempo. Hoy no va a ser posible.

En las tareas está previsto que participen buzos profesionales entrenados para este tipo de situación y en desenmallamiento por la Comisión Ballenera Internacional.

El primer problema para su liberación es encontrar al cachalote, de unos 15 metros de longitud, y que ahora mismo no está localizado ya que no tiene ningún sistema de rastreo. La presidenta de la Asociación Nereide explica las condiciones en las que se encontraba el animal: “Debido a la red no se podía mover con normalidad, se le veía incómodo, estresado y notamos que su soplo -respiración- era muy débil cuando en este tipo de animales suele ser muy fuerte”.

Además de las redes y las boyas que se aprecian en las imágenes, los expertos de la asociación no están seguros de que pueda alimentarse con normalidad. Estos animales salen a la superficie para respirar pero suelen bajar a una profundidad de entre 400 y 500 metros para alimentarse, mayormente de calamares. “Es posible que las redes no le deje comer con normalidad, pero por ahora son hipótesis, nosotros nos lo encontramos flotando”, comenta.

Toño, un visitante del Estrecho desde 2015

Espectacular fotografía submarina de Rafael Fernández Caballero.

Estos cachalotes son animales nómadas que viven en el Mediterráneo y que visitan el Estrecho de Gibraltar para alimentarse durante esta época del año. Toño es un viejo conocido de los biólogos que trabajan en la zona. Está en el registro desde el año 2015.

Existe una catálogo de cetáceos del Estrecho de Gibraltar que se elabora mediante fotografías que sirven para identificar a cada animal con sus características y permite realizar seguimientos.

Redes a la deriva, un peligro

Solo un día después de encontrar al cachalote atrapado, la Asociación Nereide encontró una red de grandes dimensiones en Playa Chica, Tarifa.Estas redes a la deriva suponen un grave problema para la megafauna marina, ya que pueden provocar daños físicos a los animales, asfixia o incluso la muerte.

Tras encontrar esta red, un grupo de personas entre los que se encontraban buzos de León Marino, integrantes de la asociación, la Guardia Civil, Policía Portuaria procedieron a la retirada de la misma.

Agentes retiran la red a la deriva encontrada ayer en Tarifa. Foto: Asociación Nereide.