Un salón de actos del siglo XXI para la Escuela Politécnica

232
Nuevo salón de actos de la Escuela Politécnica de Algeciras. Foto: F.M.

El Campus Bahía de Algeciras de la Universidad de Cádiz cuenta ya con un salón de actos en la Escuela Politécnica Superior de Algeciras renovado y ampliado. Con un coste de 424.928 euros, las obras han creado un espacio más moderno, funcional y con un aforo mayor, con 342 butacas en sala; también se ha mejorado el equipamiento audiovisual para la organización y desarrollo de actos públicos de la UCA.

Tras la finalización y recepción de las obras hace unos días, el rector, Francisco Piniella, ha visitado hoy esta infraestructura. En estos momentos y tras la finalización de las intervenciones, se ha procedido a solicitar la licencia de primera utilización al Ayuntamiento de Algeciras.

Francisco Piniella ha estado acompañado por los vicerrectores de Digitalización e Infraestructuras, del Campus Bahía de Algeciras y de Ciencias de la Salud, Carlos Rioja, Mª del Mar Cerbán y Ana María García, respectivamente, del director de la EPS de Algeciras, Gabriel González, así como por directores de sedes y equipo técnico.

Tras más de un año de obras, el resultado es un espacio totalmente reformado cuyas actuaciones se han realizado sobre una superficie de 600 metros cuadrados. Esta rehabilitación integral ha constituido una acción prioritaria en la estrategia de fortalecimiento de las infraestructuras de la Universidad de Cádiz; por lo que se convertirá, a partir de ahora, en el epicentro de los actos solemnes, académicos y de la programación cultural y social de la UCA en el Campus Bahía de Algeciras. “Estamos ante una infraestructura de sofisticada dotación tecnológica y plenamente equipada abierta al uso de la ciudadanía y de las instituciones, empresas y tejido asociativo de la comarca”, ha asegurado el rector

La Universidad de Cádiz licitó y adjudicó, primero, el proyecto y, posteriormente, la reforma, adecuación y acondicionamiento entre 2018 y 2019, extendiéndose las obras entre el último trimestre de 2019 y finales de 2020. Materializó, de este modo, una de las demandas históricas de la comunidad universitaria del Campus Bahía de Algeciras, esto es, contar con un salón de Actos moderno, funcional y que disponga de las mejores tecnologías y equipamientos audiovisuales y digitales. 

La remodelación del espacio ha incluido la renovación de todos los revestimientos de paredes, techo y suelo, la instalación de un nuevo estrado, patio de butacas y sala de control, así como un acondicionamiento integral térmico y de ventilación y un estudio avanzado acústico y de iluminación. El conjunto de actuaciones llevadas a cabo ha permitido actualizar esta infraestructura tanto a las nuevas exigencias normativas como a los estándares de calidad de la UCA. Entre ellas, han sido objeto de revisión la seguridad en caso de incendios, la seguridad de utilización y eliminación de las barreras arquitectónicas, la modernización e implementación de las instalaciones y medios audiovisuales, la mejora de la iluminación y la acústica, así como la implementación de un innovador diseño para ganar en versatilidad y renovar por completo su imagen. Este nuevo equipamiento cuenta con un total de 342 butacas (con un coste de 92.696 euros) con atril para garantizar un uso más polivalente.

Tras un diseño técnico de luz y sonido especializado, el espacio dispone de un elevado acondicionamiento acústico y visual para garantizar un sonido de calidad y una plena visibilidad óptima desde todos sus puntos. Las luminarias son regulables en intensidad en el patio de butacas y en el escenario se refuerzan con luces de acentos. Las proyecciones se efectuarán sobre la pared de fondo desde un video-proyector instalado en un truss colgado frente al estrado. El espacio cuenta también con monitores  laterales y en los vestíbulos se ha instalado un sistema de filmación que dará servicio a varias cámaras distribuidas por la sala. Igualmente, se han previsto puntos de toma de sonido para medios de comunicación para facilitar la cobertura de actos e instalado conexión mediante cable de audio de 40 señales para interconectar la cabina de control con el escenario durante los conciertos. 

Los nuevos revestimientos utilizados, el mobiliario y el equipamiento audiovisual lo convierten en un espacio funcional, capaz de albergar actos de diferente naturaleza. En su construcción, se han utilizado materiales de fácil mantenimiento y alta durabilidad, cuya elección atiende, también, al comportamiento de los mismos en caso de incendio. Las soluciones constructivas aportan una imagen renovada y más representativa con las necesidades actuales. 

El proyecto, realizado por los arquitectos del Estudio Carbajal, ha mantenido la estructura y envolvente del inmueble limitándose en su exterior a renovar la impermeabilización de la cubierta y ganar espacio es sus esquinas para la ubicación de unos aseos adaptados a personas con movilidad reducida, así como un espacio para la colocación de un mostrador de atención y guardarropa como dotación adicional para la logística de actos públicos. Además, se ha creado una nueva conexión con el vestíbulo general de la Escuela Politécnica (ofreciendo así un itinerario universalmente accesible) y se ha recuperado la entreplanta como sala de control (optimizando sus condiciones de visibilidad sobre el escenario y equipamiento).

Esta actuación se suma a la construcción de la nueva biblioteca del Campus junto a la EPS de Algeciras (con un coste cercano a los tres millones de euros y cuyas obras se encuentran prácticamente finalizadas a falta del revestimiento de la fachada) y la conclusión a finales de 2018 de la primera fase de obras de rehabilitación y mejora de la Escuela Politécnica Superior de Algeciras, que contó con un presupuesto de 1.110.000 euros. Sin olvidar, los significativos avances alcanzados junto a Ayuntamiento de Algeciras, Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras y Junta de Andalucía para la materialización del Centro de Innovación del Llano Amarillo, cuyo proyecto será presentado públicamente en unas semanas y que cuenta con un presupuesto de 4,5 millones de euros de fondos europeos gestionados por el Gobierno autonómico andaluz.