Veinticinco años del Museo Municipal de Algeciras

209
Una actividad en el museo municipal. Imagen de archivo.

La teniente alcalde delegada de Cultura y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Algeciras, Pilar Pintor Alonso, ha hecho balance de las actividades que se han celebrado en el Museo Municipal de Algeciras, a lo largo de este año 2020 que ahora concluye, en el que esta entidad museística ha cumplido su veinticinco aniversario, coincidiendo con unas fechas difíciles y complicadas en todos los sentidos, girando en torno a la pandemia originada por la Covid-19, a la que el Museo de Algeciras, no solo no ha permanecido ajeno y afectado, sino que adaptándose a la situación, y sin dejar de desarrollar las actividades que la situación permitía y requería, ha contribuido a paliar algunos efectos de la misma, principalmente durante el periodo de confinamiento general, creando en la web de la delegación de Cultura y Youtube del propio Museo, un canal donde se han emitido videos con comentarios de piezas de sus exposiciones permanente, desde el espacio “Mi pieza especial”, así como la difusión y conocimiento del patrimonio de la ciudad, desde su material arqueológico, la visita virtual por sus exposiciones, como la de José Román o la Feria Real de Algeciras, las actividades infantiles en formato digital “del Museo a casa”, con ocasión del Día Internacional de los Museos, y otras manifestaciones a las que la ciudadanía, ha podido acceder a través de estos canales, como una ventana abierta al mundo,  a  Algeciras y a su historia, con lo que al Museo, de alguna forma, nunca ha permanecido de puertas cerradas a la ciudad, en los peores momentos posibles.

Por otra parte, y ya en sus propios espacios, en muchas ocasiones con los aforos permitidos y las medidas sanitarias vigentes, y otras celebradas antes de las circunstancias actuales, se ha podido disfrutar de exposiciones de tanta valía y emoción, como “Volar muy alto”, una exitosa antología de la obra de la desparecida artista algecireña Blanca Orozco, “Letras del Sur de al-Andalus” del Centro Andaluz de las Letras, “Zurbarán, la luz imposible”, del Colectivo Tercero F, o la gestión de la exposición “El arte como laberinto”, en colaboración con la Comunidad de Madrid, con el préstamo de obras de Guillermo Pérez-Villalta. Durante este año, resaltar también la recepción y apertura del Museo a otras manifestaciones culturales celebradas en sus espacios, como el ciclo de teatro clásico, representaciones de cuentacuentos y espectáculos infantiles varios, complementando el tradicional “Sabadeo de Museo”, así como la atención prestada al flamenco, con la participación de los artistas de Algeciras de este género, ofreciendo sus momentos flamencos y Zambombas, junto a presentaciones de libros y conferencias de toda índole histórica y literaria. Igualmente cabe destacar hechos importantes acaecidos durante este año, como el depósito de la colección de Antonio Viñas de Roa, la donación de obras de Vicente Vela o Blanca Orozco, así como obras donadas para el futuro Centro de Interpretación “Paco de Lucía”, y colaboraciones con el Máster de Arqueología Subacuática de la UCA, o en sus seminarios de los Cursos de Otoño, con Algeciras como protagonista que, finalmente, se suspendieron por la pandemia.  

Y en esta memoria de presente, pero también de futuro, la delegada de Cultura y Patrimonio Histórico, quiere resaltar el continuo interés y trabajo sobre los proyectos pendientes, como el de la restauración de las Murallas Medievales, que volverá a solicitarse cuando salga de nuevo, la restauración del Asilo San José, la museografía del Centro de Interpretación “Paco de Lucía”, el estudio geofísico del Parque de las Acacias, la futura exposición de Felipe Gayubo, o el permanente control de intervenciones, porque todo esto configura, en palabras de Pilar Pintor, la mejor manera posible de celebrar los veinticinco años del Museo Municipal,  guardando fidelidad a su sentido y sus premisas, de difundir, proteger, defender, mostrar  y consolidar la historia de Algeciras, desde su pasado y su presente, mirando a un futuro, que también es su identidad.